Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Etiquetas y packaging doblan las apuestas

Las ventas de impresoras digitales para los convertidores del sector de etiquetas industriales podrían estar soportando incrementos superiores al 20% en unidades, mientras que el segmento de los sleeves se anotarían incrementos de doble dígito, según afirman fabricantes como Domino. Estos sectores han pasado en los últimos años de entender la tecnología digital como un complemento a sus sistemas analógicos a considerarla una opción de desarrollo estratégico de negocio primordial, tanto en empresas grandes como medianas y pequeñas, como describe Xeikon.

Son muchas las empresas de etiquetas que ya tienen instalados equipos de impresión digital en sus centros, incluyendo la mayoría de los grandes grupos, por lo que en este punto nuestro objetivo es destacar las inversiones más recientes ejecutadas por el sector.

Así, Adhesivos Orcajada desembolsó más de 1 M€ entre 2018 y 2019 para la ampliación de su almacén y la compra de un equipo ‘TAU 330 RSC’ de Durst. En este mismo proveedor ha confiado Rospil a la hora de equiparse con una’TAU RSC-E’, que ha absorbido unos 550.000 € y que le permite mejorar la calidad, la capacidad de ancho de impresión y ahorrar en el consumo de tinta. Por su parte, la vasca Tea Adhesivos Industriales ha entrado en 2019 en digital con un equipo de Konica Minolta; y Etiqueta Diez estudia la próxima instalación de una impresora, que absorberá parte del montante previsto para el periodo 2020-21 y cifrado en torno a los 600.000 €.

HP convence

Diversos convertidores han anunciado la compra reciente de equipos ‘HP Indigo 6900’. Francisco del Moral, que incluía, dentro de una inversión global de 900.000 € ejecutada en 2019, su tercera impresora digital de esta misma serie; Etilisa, que también adquiría una ‘6900’ para sumar su tercera prensa digital; y la especialista en etiquetas y en identificación automática Germark, que esperaba con la adquisición de esta máquina, incrementar la capacidad y mejorar la automatización de procesos, además de diversificar las aplicaciones (etiquetas, embalaje flexible, fundas retráctiles…). Germark, que ya tiene instaladas dos prensas digitales más en sus instalaciones, estudia para esta campaña una nueva inversión para aumentar la capacidad de acabado.

Finalmente, en el último mes el especialista en etiquetas y sleeves, pero también en embalaje flexible, Rieusset, apostaba por la ‘HP indigo 20000’, en el que es su primer acercamiento a esta tecnología. Otros grandes fabricantes de embalaje flexible que han apostado por HP son Enplater, quien también ha adquirido su segunda ‘20000’; y Flexográfica del Mediterráneo, conocida como Flexomed, que instaló el pasado año su primer equipo de esta misma serie. Si bien la inversión más importante, por encima de los 100 M€, ha sido la compra de 24 prensas por parte de la multinacional ePac, para una veintena de sus centros.

La madrileña Truyol Digital, un operador 100% digital que trabaja para convertidores de etiquetas, aplicaciones comerciales, fabricantes de embalajes, cartelería y packaging… es quinto PSP de HP a nivel mundial y dispone de más de media docena de equipos de impresión digital de este fabricante. La incorporada más recientemente es la prensa híbrida ‘HP Latex R2000’, para la impresión sobre rígidos y flexibles en el área de gran formato. Además, reforzaba hace unos meses su parque de maquinaria con una ‘Scodix Ultra 101’, que permite acabados de alta definición con barniz selectivo y estampado digital y efecto holográfico. Con todo ello, Truyol está inmerso en un proceso de diversificación, incorporando nuevos soportes y entrando en nuevos segmentos, como la impresión en cajas de embalaje y packaging de gran tamaño o de expositores PLV

Hinojosa confía en EFI

Tras los fabricantes de etiquetas, los de embalaje a base de cartón ondulado han sido los más activos en su transformación al digital. Una de las apuestas más potentes ha sido la de Grupo Hinojosa, que ya dispone de cuatro impresoras digitales ‘Nozomi C18000’, equipo para el que es beta-tester internacional. Su centro de Xátiva fue el primero en echar a andar con esta tecnología, entre 2016 y 2017, y le han seguido tres plantas más en 2019: las de Industrias San Cayetano, Vegabaja Packaging y, más recientemente, Cartonajes Bernabéu. Además San Cayetano, en colaboración con EFI, ha logrado el certificado FOGRA para el standard PSD (Print Standard Digital), convirtiéndose así en la “primera compañía especializada en packaging en conseguirlo a nivel mundial”. Se trata de un estándar consensuado por especialistas europeos y latinoamericano que, a través de la medición exacta del color, permite homogeneizar los criterios de colores desde la prueba de impresión al resultado final y en todas las tiradas de envases.

También la multinacional Smurfit Kappa está invirtiendo en esta tecnología y dispone ya de tres equipos de la española Barberán instalados en las fábricas españolas de Alcalá de Henares -Madrid-, Burgos y, más recientemente, México. Pero además, la compañía dispone de una ‘HP PageWide C500’ y una single-pass ‘Nozomi C18000’, de EFI. En esta última también ha confiado Grupo La Plana para responder a la demanda de lotes de fabricación más cortos y con plazos de entrega más rápidos, desde su centro de Castellón; mientras Cartonajes Santorromán compraba en 2019 su tercera mesa de inspección digital, de Bobst.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters