Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Los expertos valoran la evolución del outsourcing logístico

Raúl Cortés (Eurocen)

- La tendencia de externalización ha sido ascendente prácticamente en todos los sectores en el último año, aunque, sin duda, más agudizada en empresas de alimentación, fabricantes de producción seriada y compañías de distribución. Al menos, esa era la tendencia hasta finales del primer cuarto de 2020, cuando el impacto de la crisis del Covid-19 frenó en seco determinadas actividades industriales e impactó, de modo relevante, en empresas vinculadas a automoción. Por el contrario, algunas industrias del sector de la alimentación y afines han repuntado su actividad a raíz de esta crisis. En las empresas de distribución, el ritmo de crecimiento era favorable, a nivel general, antes del impacto del Covid-19 y la crisis ha provocado que las actividades e-commerce hayan tenido un incremento notable.

- En cuanto a los retos, en primer lugar, tendremos que gestionar el nuevo escenario que se nos ha presentado para los próximos meses por la crisis del Covid-19. Más allá de esto, las compañías de externalización de procesos logísticos tenemos que seguir haciéndonos valer como expertos en la gestión de estas operaciones en las instalaciones del cliente aportando soluciones que consigan mejorar la productividad de los procesos. Hoy día, la propuesta de valor de muchas empresas de nuestro sector se basa en aplicar salarios cercanos al SMI, para ser competitivos. Esto, además de desprestigiar nuestra industria, responde a un modelo cortoplacista que no aporta soluciones adaptadas a las necesidades del cliente. Además, complica las operaciones con incrementos de errores, rotación y dimensionamientos inadecuados.

- Esta situación es tan nueva para todos que cualquier modelo predictivo puede quedar obsoleto en cuestión de semanas. A priori, nuestro sector tiene que encarar un nuevo modelo de ejecución de los servicios garantizando protocolos de seguridad con los que vamos a tener que convivir a partir de ahora. Es muy probable que más que nunca, en un escenario tan cambiante, la flexibilidad que podamos aportar a las empresas sea aún mejor valorada que antes de la crisis. Flexibilidad avalada por una adecuada solvencia jurídica y una contrastada solvencia financiera, para acompañar a nuestros clientes en esta situación extraordinaria, que seguro condicionará los modelos empresariales del futuro.

Guillermo Pérez Morales (Eulen)

- La cifra de negocio de Eulen se incrementó un 10% en 2019. En cuanto a los factores, nos encontramos, en primer lugar, con el incremento de las operaciones de supply chain en prácticamente todos los sectores de la economía y, en particular, con el desarrollo del e-commerce en la mayoría de las empresas. En segundo lugar, hay que destacar el impulso generado por la Industria 4.0, que representa un auténtico motor de desarrollo para muchas empresas y ha generado nuevos modelos de negocio, con la incorporación de nuevas tecnologías habilitadoras y Lean Management.

- En la crisis del Covid-19, hemos gestionado suspensiones temporales totales o parciales de servicios y, a la vez, solicitudes extraordinarias por aumento no planificado de necesidades de recursos, que implican nuevos dimensionamientos de personal e incluso nuevos horarios y organización de la prestación del servicio.

- Los princiapales retos a los que nos enfrentamos las empresas que gestionamos servicios logísticos in-house son la gestión eficiente de los recursos empleados y las operaciones realizadas en la búsqueda continua de la mejora de productividad, la necesidad de flexibilidad de los recursos empleados ante cambios del servicio, la incorporación continua de nuevas tecnología, la identificación y localización de talento, la resistencia al cambio y la introducción de la cultura Lean en los contratos y el adecuado análisis de riesgos y planes de contingencia en los diferentes contratos para adaptarnos a circunstancias cambiantes y a veces imprevisibles, como las generadas por el Covid 19.

Ivon Puente (Grupo CTC)

- En los últimos años, se ha establecido la externalización como una opción que se contempla de forma activa en la dirección de las empresas, ya no solo en las grandes compañías, también en empresas medianas. Hay una tendencia clara hacia la externalización de las actividades que no forman parte del core. La especialización y la omnicanalidad están provocando la integración de expertos en logística, para afrontar los retos que les supone estar en un mercado cada vez más exigente. Por otro lado, se externalizan las actividades de bajo valor añadido, para centrar tiempo y esfuerzo en la actividad esencial de la empresa.

- En el último año, hemos iniciado operaciones in-house en el sector de las bebidas en Canarias y actividades de distribución para el canal horeca desde nuestra plataforma multicliente, en Barcelona.

- Repecto a la crisis del Covid-19, nuestros clientes trasladan sus nuevas necesidades, tanto a la baja como al alza. Por ejemplo, en las actividades relacionadas con el canal horeca se han visto reducidas prácticamente a cero, de modo que se han tenido que tomar medidas de flexibilidad, para adaptar las necesidades al nuevo entorno y, en última instancia, aplicar ERTE parciales. En cambio, las actividades relacionadas con la logística de consumo y el e-commerce han tenido un incremento considerable, al que se ha habido que dar respuesta.

Jorge Macías Pérez (Roncalli CTC)

- Canal pharma, textil, industria automovilística, naval, aéreo y alimentación son algunos de los sectores que están encontrando en los operadores logísticos partners estratégicos para su misión. El incremento mayor en la externalización de los servicios logísticos se viene detectando en las pymes y deriva del modelo e-commerce. Ante la creación de su canal on-line y el incremento y volumen registrado, las empresas tienen la necesidad de externalizar en un operador la gestión de su cadena de suministro. También la cosmética, el sector dental, el marketing promocional y, especialmente, la restauración (modelos franquiciados) están demandando la externalización, para lograr la optimización de los costes de manipulación y gestión y la disminución de los riesgos empresariales y aprovechar los canales de distribución y el know-how del operador.

- En 2019, comenzamos a trabajar in-house para MCR Infoelectronic, dedicada a componentes electrónicos. Este contrato supuso un aumento de plantilla de dos trabajadores y de un tercero parcialmente como refuerzo estacional. En la operativa out-house, incorporamos a Gadea Group, del sector de alimentación/restauración, y a UCI, del sector bancario.

- El reto más complejo y urgente es la transformación tecnológica de los operadores. Saber implementar todas las soluciones técnicas que optimicen sus procesos y los de sus clientes es el gran desafío. El ecommerce, los nuevos layout, el cambio de los modelos de consumo y producción, las nuevas plataformas de pago y el control y seguimiento de la mercancía exigirán un gran cambio estructural en las plantas, así como una formación adecuada y especifica en esta materia digital.

- El impacto directo del Covid-19 en resultados económicos va a ser un enorme condicionante en la cuenta de resultados, pues prevemos pérdidas del 25-30%, en relación a la facturación estimada. Durante la crisis sanitaria se ha garantizado el servicio en modalidad de servicios mínimos. Se ha sufrido un considerable descenso de la producción, derivada del parón en la actividad de empresas cliente, con la salvedad del incremento de la gestión de material de EPIs. Los ajustes de productividad y el impacto económico han exigido tramitar un ERTE para garantizar los puestos de trabajo en el operador. La flexibilidad de las medidas para la apertura de algunos sectores está incrementando progresivamente la actividad.

Enrique Alarcón (Alfil Logistics)

- En estos últimos años, la externalización logística ha crecido a un ritmo superior al 5%, debido fundamentalmente a una mayor complejidad en la configuración de la demanda. Estamos ante una etapa de profunda transformación, en la que factores como la globalización y la digitalización hacen que la logística se convierta en palanca de crecimiento. Así, la profesionalización, flexibilidad, agilidad y capacidad de adaptación de la función logística permiten afrontar un escenario donde conviven un mix de referencias en continuo crecimiento, la customización promocional con ciclos de vida cada vez más cortos, la omnicanalidad y el e-commerce, que ha pasado de una tendencia a una realidad imparable.

- El Covid 19 ha afectado a todas las actividades logísticas que Alfil viene desarrollando para sus clientes. En algunos casos, solo ha supuesto adaptación de la operativa a los nuevos requerimientos de seguridad implantados y en otros la actividad se ha visto sensiblemente afectada teniendo que adaptar los equipos al nuevo volumen. Además Alfil, para dar respuesta a las nuevas necesidades de sus clientes, ha desarrollado y puesto en marcha nuevos servicios, como Alfil Express. La desaceleración económica supone adaptarse a nuevas necesidades y requiere de una mayor agilidad ante el cambio y de nuevos servicios.

Alberto García de Castro (ID Logistics)

- La tendencia hacia la externalización es lenta pero continuada, si bien todavía está muy lejos de los países de nuestro entorno, como Francia, Alemania y, especialmente, Reino Unido. Externalizar los servicios logísticos aporta a las compañías una serie de ventajas competitivas muy relevantes: aporta flexibilidad en la gestión de la cadena de suministro, transforma en la mayoría de los casos costes fijos en variables, ayuda a centrarse en el core business de las compañías, mejora la calidad y los resultados del proceso y su productividad, mejora la capacidad de inversión y aporta, a medio y largo plazo, unos ahorros de costes muy significativos, basados en la eficiencia. La externalización está muy asentada en sectores como el retail, textil, cosmética, etc., y, desde luego, se ha evidenciado de forma muy importante con el crecimiento del e-commerce y sus actividades.

- El gran reto actual es superar la crisis económica derivada de la Covid-19, aunque la logística, en general, ha hecho un esfuerzo muy significativo en este periodo y eso previsiblemente le hará estar en una mejor situación de cara a la normalización. En el caso de las compañías de logística in-house, nuestro principal reto es adaptarnos a la curva de recuperación de la actividad y seguir dando un servicio integrado con unos altísimos estándares de calidad.

- Afección de la crisis del Covid-19: La paralización económica tiene un claro efecto en todas las compañías, independientemente de su sector de actividad. No obstante, hay dos factores relevantes que nos indican que esta crisis no supondrá un freno irremediable en la tendencia al outsourcing. En primer lugar, el rol de las empresas logísticas ha salido reforzado. La venta online avanza como canal de venta prácticamente obligado, lo que genera necesidades y capacidades logísticas nuevas para las empresas. Los ritmos irregulares que hemos vivido durante estas semanas nos han dotado de un expertise muy importante. En segundo lugar, las empresas tienen cada vez más asumida la importancia de externalizar ciertos servicios logísticos para poder centrarse en su core de negocio de forma más exhaustiva.

José Manuel Salguero (Carreras Grupo Logístico)

- Durante 2019, el sector experimentó crecimientos moderados, menores a los que tuvo en años anteriores. Se combinaron situaciones de internalización de operaciones, ante malas perspectivas de crecimiento, con necesidad de recolocar plantillas propias en sectores/negocios muy maduros. Se produjeron crecimientos en otros sectores, sobre todo en el ramo industrial, especialmente en el sector de las actividades ligadas a la industria energética y renovables.

- En Febrero de 2019, incorporamos una nueva operación industrial in-house, donde prestamos servicios 24 horas, tanto de entrada/salida de materiales como de abastecimiento de materia prima y producto semielaborado a producción y de preparación y expedición de pedidos. Esta operativa está sinergiada con la red de transportes y de almacenes propios de Carreras Grupo Logístico.

- Los principales retos se centran en la flexibilidad que una empresa que acomete proyectos in-house debe tener para adaptarse al cliente trabajando dentro de “su casa”. Debemos seguir avanzando con el desarrollo de sistemas y procesos que aporten valor añadido al cliente y, al tiempo, que sean lo suficientemente flexibles como para tener economías de escala y poder adaptarlos a distintos clientes. Como segundo reto, trabajar en una flexibilización de plantillas más eficientes, que permita ajustar los recursos a las necesidades del cliente.

- Crisis del Covid-19: Los proyectos ligados al sector alimentación y a la parte industrial/energética han aguantado bastante bien, no así aquellos proyectos relacionados con otros bienes de consumo o automoción. Para los primeros, los ajusten han venido de la mano del uso del teletrabajo y de cambios en los procesos y layouts, que permitan la separación de plantillas, ya sea mediante nuevos turnos o mediante cambios físicos en los puestos de trabajo, a veces a costa de la productividad del propio proceso. Para los segundos, hubo que prescindir de plantillas temporales y ajustar las fijas mediante ERTE.

- Afección de la crisis del Covd-19 en las empresas de outsourcing logístico: Para proyectos en marcha en los sectores donde trabajamos manejamos previsiones de alcanzar niveles preCovid en septiembre-octubre de 2020. Teniendo en cuenta la diversificación de la cartera de clientes de CGL, parece que el impacto no será grande, si la actividad se retoma después del verano.

Mariano Sanz (GI Group)

- En el último año, hemos asumido grandes contratos de externalización, dentro de la casa del cliente en grandes empresas del sector del vidrio frío, automoción, sector logístico (para copaking de alimentación) y sidero. Estos contratos están ubicados en Cataluña y Madrid.

- Las empresas de externalización actualmente ofrecen servicios de alto valor para el cliente a unos precios bajos. Cualquier desviación nos lleva a números rojos. Entre todos tenemos que revindicar unos precios justos que permitan tener márgenes adecuados. Las compañías de outsourcing avanzado in-house, como GI BPO, no debemos permitir que las empresas nos utilicen como herramienta para disminuir los costes de sus procesos con la reducción del coste de la mano de obra. A corto plazo, esta práctica desaparecerá.

- La crisis de Covid-19 nos está afectado de forma desigual en función de los sectores donde trabajamos. En el sector auxiliar de la automoción, la carga de trabajo nos ha disminuido prácticamente un 70%. En el sector químico y del vidrio, la operativa se ha mantenido y, en el sector de alimentación, hemos incrementado nuestro volumen aproximadamente un 15%.

Vítor Enes (Luis Simoes)

- La externalización logística mantiene, desde hace años, una tendencia al alza, que estimamos se extenderá durante la próxima década. La figura del proveedor logístico está ganando relevancia, para poder responder de manera eficaz y flexible a los retos del mercado. Un ejemplo que sirve para visibilizar este hecho lo encontramos, precisamente, en lo que ha ocurrido con la pandemia de la Covid-19. La llegada del virus y las medidas institucionales tomadas para salvaguardar la salud pública han interrumpido y afectado a los procesos de producción de numerosas empresas y ha exigido una reformulación de sus operaciones logísticas. Nuestra rapidez en reajustar las operativas ha sido fundamental, sobre todo para aquellos sectores que han registrado un incremento de la demanda, como alimentación y e-commerce. En 2019, gestionamos una media diaria cercana a las 5.000 expediciones de compra electrónica. En los meses de marzo y abril de 2020, nuestra media diaria se ha situado en las 11.000 expediciones. Una vez más, la externalización se presenta como la mejor opción para afrontar los cambios en los niveles de demanda.

- El outsourcing está desarrollándose de manera transversal para los diferentes sectores económicos. Podríamos destacar el crecimiento en automoción, retail, FMCG (bienes de consumo de alta rotación), alimentación y bebidas y papel y embalaje.

- En el útimo año, hemos incorporado nuevos clientes o ampliado los servicios a clientes ya existentes. Entre las nuevas incorporaciones, destacan empresas de electrónica de consumo, alimentación y bebidas, retail, higiene y cuidado personal y embalaje.

- A modo general, hay cuatro retos que las compañías logísticas deben tener en cuenta. El primero es la digitalización de los hábitos de consumo, pues el crecimiento del e-commerce conlleva nuevos desafíos logísticos, como la mayor personalización de los envíos, tiempos de entrega más ajustados y proliferación de los puntos de reparto. El segundo son las redes de logística urbana, ya que la mayor concentración de población en las grandes ciudades requiere de nuevos modelos de distribución adaptados a los requisitos de circulación urbana. También va a ser determinante la preocupación medioambiental, que llevará a las empresas a desarrollar soluciones logísticas sostenibles. El cuarto reto son los cambios en los modelos de las relaciones contractuales entre clientes y operadores. Existe una tendencia generalizada a optar por contratos de menor duración, lo que implica abordar la cadena logística con un enfoque más a corto plazo. Sumado a estos retos generales, el outsourcing in-house presenta un desafío adicional.

- La crisis del Covid-19 está teniendo unas repercusiones económicas importantes, sobre todo para sectores de bienes no esenciales (automoción, electrodomésticos y textil, por ejemplo) y el mercado horeca. Las previsiones para la campaña de verano son más bajas que otros años y quizá presentemos algún repunte para la época navideña. Aun así, en cierta manera, la pandemia ha servido para visibilizar el papel de los operadores logísticos como pieza clave en la cadena de distribución. En estos momentos difíciles, las compañías logísticas han demostrado ser fundamentales para garantizar la continuidad del suministro.

FM Logistics

- Tendencia externalizadora: Siguen en cabeza las compañías de gran consumo, seguidas por los diferentes retailers. En los últimos meses, hemos detectado la incorporación de los distribuidores farmacéuticos en la externalización de ciertas actividades, dado que el sector pharma está entrando en el canal de gran consumo y no puede permitirse costes de logística que superen los porcentajes previstos sobre sus ventas. El perfil de compañías que más ha aumentado la externalización in-house es, sin duda, el sector de retail, sobre todo por el comercio on-line. Por lo tanto, existe un incremento en las labores de preparación de pedidos customizados (a cliente final) y, en ese desarrollo, la especialización en fresco y seco, además de parcel y bulky, son un factor importante.

- Para nuestra compañía el reto más importante es la creación de valor constante, tanto interno como para nuestros clientes. En ello quedan incluidas todos los servicios que desarrollamos, tanto en nuestros centros como in-house.

- Respecto a la afección que puede provocar la crisis del Covid-19, un factor básico es el músculo financiero que tenga la empresa en cuestión y cómo se gestionan los equipos que la forman. La misión de la compañía seguirá siendo la misma, si bien, será básico el asegurar la adaptación ágil, fácil y exitosa al nuevo mercado logístico por crecimiento exponencial del servicio e-commerce.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters