Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Proveedores de fragancias: Desinfección, cuidado y placer

Proveedores de fragancias: Desinfección, cuidado y placer

Las soluciones hidroalcohólicas se han convertido en un artículo de uso común y esencial en la cesta de la compra. Tras una primera fase de demanda exponencial, que superó con creces la oferta a principios de la pandemia al ser un producto de absoluta necesidad para la protección frente al Covid-19, hemos visto cómo el concepto de limpieza e higiene de manos empieza a evolucionar hacia soluciones con más valor añadido, y en las que los proveedores de fragancias tienen mucho que decir y aportar. Y es que las fragancias representan un elemento clave en la ampliación de la oferta. Y si las soluciones hidroalcohólicas han llegado para quedarse, ¿por qué no ofrecer productos acorde con los gustos personales?

Antes de entrar a explicar cuáles son los proyectos y las líneas de desarrollo en las que están trabajando los proveedores de fragancias, hay que señalar que el alcance de la pandemia ha hecho que la demanda de estas soluciones haya sido en términos mundiales. Si bien en áreas geográficas como Asia o Estados Unidos estos productos tenían una fuerte penetración antes del Covid, la evolución de la enfermedad ha derivado en que cada país “haya desarrollado sus propios estilos, formatos, formulaciones y olores, acordes a su mercado, pero manteniendo la eficacia desinfectante y preventiva necesaria”, comenta Nelly Di Mercurio, CEO de Global Fragrances Labs. También desde CPL Aromas Spain Europe explican que desde su sede en Hong Kong les avisaron de la creciente demanda de productos antibacterianos y desinfectantes, y “gracias a ello pudimos prever la demanda que tenía que llevar a Europa, y que ahora se nota también en Latinoamérica”.

Ante la fuerte demanda a nivel mundial, inicialmente se produjo una enorme dificultad de aprovisionamiento de determinadas materias primas como el alcohol o los espesantes, así como un importante incremento del precio. Como sustituto del alcohol, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) autorizó, de forma excepcional, el uso de bioetanol para la fabricación de estas soluciones desinfectantes. Este se obtiene principalmente de la fermentación microbiana del azúcar o del almidón de diversas materias primas, como la caña de azúcar, los granos de maíz, los desechos forestales, etc. Al no tener un proceso de refinamiento final, por no estar diseñado para un uso cosmético o farmacéutico, el resultado es un compuesto con un olor desagradable cuando se aplica como desinfectante para manos. Para eliminarlo o enmascararlo es necesario usar fragancias específicas que agraden al consumidor. De ahí, la importancia de la industria de fragancias como proveedora de “formulaciones con notas cítricas o florales que apaguen completamente esa nota desagradable originaria del bioetanol”, comenta Pedro Muñoz, administrador de Destilerías Muñoz Gálvez. Además señala el valor del producto local. “Durante estos meses hemos visto cómo aquellos que teníamos más cerca se volcaban para poder darnos esos servicios que, como consumidores, reclamábamos y que antes, por una pequeña diferencia de precio, buscábamos fuera. La necesidad de potenciar la industria y el servicio a nivel nacional, o europeo en su caso, va a empezar a coger impulso y, aunque el mercado asiático siga estando ahí para suministrar determinado tipo de producto, creo que los distindos sectores han aprendido que se requiere de proveedores cercanos y confiables”.

Pero no solo el alcohol y los espesantes han sufrido la fuerte demanda, también determinadas materias primas para la elaboración de fragancias, por el poco tránsito de mercancías desde el sudeste asiático, forzando a encontrar nuevas mezclas con materias primas alternativas, así como determinados aceites esenciales conocidos por su poder bactericida. Superada la crisis inicial, actualmente el mercado se situaría dentro del contexto de cierta normalidad.

Para algunos proveedores, la creciente demanda de geles hidroalcohólicos ha supuesto toda una oportunidad de negocio, como cuentan desde Oleofat, una empresa dedicada al tratamiento de subproductos oleaginosos que se inició en la fabricación de hidrogel. “Hasta la llegada del virus a nuestro país la mayor parte de este tipo de productos se importaba desde China, pero se ha demostrado que, ante una situación como la que se ha vivido, no tener producción propia puede ser un problema importante para hacerle frente”, comentan. En vista de ello, Oleofat apostó por la diversificación y adaptó una de sus instalaciones para dar respuesta a la demanda sanitaria, pero lo que empezó como una actividad de emergencia tiene como objetivo mantenerse en el tiempo. “Nuestra producción se vende a empresas envasadoras y grandes consumidores, y queremos alcanzar un volumen de 500 t al mes”, añaden. Para ello, cuentan con una nave independiente de 600 m², en la que fabrica su hidrogel a partir de glicerina que le suministra la empresa del grupo ExtracteLur, además de alcohol que compra a varias empresas de Navarra y Cataluña.

Desde Grupo Carinsa también reconocen que en el momento en el que llegó la crisis sanitaria a nuestro país se plantearon fabricar este tipo de productos, ya que de manera anticipada se hizo acopio de las materias primas necesarias. Pero, ante la escasez de materias primas a mediados de marzo, pensaron que “la mejor manera de ayudar a nuestros clientes era ayudarles a encontrar las materias que en aquel momento eran escasas”.

Nuevas funcionalidades y cualidades

La preocupación por la salud personal y familiar siempre se ha erigido como uno de los drivers que mueve el consumo. Superada la emergencia inicial, el incremento de la demanda llevó aparejado una adaptación muy rápida de la oferta, en la que buena parte de fabricantes de productos de cuidado personal comenzaron a desarrollar formulaciones y a comercializar sus propias soluciones en cuestión de semanas. Y es que tener las manos limpias en todo momento se ha convirtiendo en un hábito imprescindible. Pero ahora el consumidor solicita más valor añadido. Los proveedores de fragancias destacan cómo se están añadiendo nuevas funcionalidades y cualidades, así como nuevos formatos, como aerosoles, productos portables o soluciones individuales que permitan cubrir otros momentos de uso, así como empleos diferentes (calzados, superficies, ropa, etc.). “Más allá de la propia solución hidroalcohólica, estamos asistiendo a una generalización y popularización de los conceptos de higiene y en las cuatro categorías en las que trabajamos (Home Care, Fabric Care, Air Care y Personal Care). Estos nuevos productos se mueven entre la incorporación de materias primas o principios activos con función bactericida o bien por el uso de soluciones comunes como la lejía, alcoholes, etc.”, comenta Javier Marín Hernández, Fragance Director de Lucta. Al igual que ha sucedido con las mascarillas, que se van viendo más coloridas y diversas, los fabricantes demandan fragancias para estas soluciones con perfiles de perfumería fina, ya que desinfección y placer no tienen que ir reñidos. Javier Marín añade que, en el caso de Lucta, ya tenían experiencia en el desarrollo de fragancias para estas aplicaciones porque ya lo hicieron durante la gripe aviar. “Este conocimiento, junto con el de nuestra filial americana (FFS), país en el que los geles hidroalcohólicos son una solución de consumo habitual, nos ha permitido dar respuesta a nuestros clientes en tiempo récord”.

Desde Carinsa comentan que parece que de toda esta crisis quedarán muchas medidas higiénicas destinadas a detener la propagación del virus. “Envases más manejables y fáciles de llevar, así como formulaciones eficaces, pero cuidadosas con la piel, serán las líneas que, según nuestro punto de vista, tendrán más futuro”. También hablan de que los consumidores demandan nuevos olores más acordes a sus gustos personales, y que se escapen del típico olor a desinfectante “que nos conduce emocionalmente a los peores momentos del confinamiento. Así los perfumes que más se demandan son los que van en consonancia con el cuidado de la piel y el bienestar”.

También desde CPL Aromas Spain hablan de las nuevas oportunidades en estos productos, ya que, también ven cómo se irán añadiendo cualidades más en el cuidado e hidratación de la piel, mientras que el formato estrella será el de viaje. “Iremos viendo cómo otros productos complementarán a los geles, como las cremas de manos, las lociones hidratantes y otros productos relacionados aumentarán su demanda”.

Nuevos proyectos y desarrollos

Vayamos a lo concreto, ya que todos los proveedores de fragancias consultados para elaborar este artículo reconocen que están desarrollando proyectos con sus clientes para adaptarse a la creciente demanda de protección e higiene, tanto en el cuidado personal como en el hogar. En el caso de Iberchem, por ejemplo, explica que ha desarrollado una línea de fragancias específica para soluciones hidroalcohólicas. “La iniciativa ha sido bien recibida por parte de nuestros clientes, ya que varios de ellos están buscando ofrecer un producto distinto a los consumidores”, comenta Robert Cabal, Director de Fragancias de Iberchem. También está trabajando en fragancias con tecnología añadida para las mascarillas y otros productos de fragancias para higiene personal para el sector infantil que próximamente va a dar a conocer. Además destaca el desarrollo NeoGuard, una tecnología para fragancias con beneficios de higiene. “Con la pandemia el estándar de higiene ha pasado de ser un valor añadido a algo fundamental”, comenta, “de ahí que NeoGuard haya pasado de ser algo que se ofrecía como un plus a algunos clientes a algo que todos quieren tener en sus fragancias”, añade.

También en Grupo Carinsa hablan de sus proyectos. “Llevamos años estudiando diferentes soluciones para cosmética, cuidado del hogar y ambientación con el objetivo de conseguir disminuir la carga microbiana y ayudar a mejorar las condiciones higiénicas de la piel, superficies y ambientes”, explican. Y prueba de ello son sus últimos proyectos de I+D+i como Redefine, Perfumic y Microessenci, además de la gama Carinhygence, que lanzó el pasado mes de abril. En el caso de GFL, ha continuado invirtiendo en I+D para poder ofrecer opciones interesantes y funcionales que apoyen al consumidor en su búsqueda de seguridad e higiene. “Hemos invertido en I+D para aportar novedades, con creaciones de fragancias muy especiales, bases de productos con valores añadidos novedosos… En estos tiempos es necesario reinventarse en todos los aspectos”, explica Nelly Di Mercurio. Y añade que están ofreciendo fragancias que “nos devuelvan a tiempos mejores”. Por parte de CPL Aromas Spain, reconocen que sus fragancias encajan en el actual concepto de desinfección e higiene, y también ofrece aceites esenciales naturales con propiedades antibacterianas.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters