Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Ribera Salud toma el control de tres hospitales de su red

Ribera Salud toma el control de tres hospitales de su red
Hospital del Vinalopó

La compañía sanitaria valenciana Ribera Salud ha cerrado la adquisición de la totalidad de las acciones de los hospitales públicos de gestión privada de Torrevieja, Elche y Alzira (en este último caso, el porcentaje alcanzado por la empresa asciende al 96%, quedando las constructoras Lubasa y Dragados con el 4% restante). En concreto, Ribera Salud ha comprado a Asisa el 40% que controlaba en el Hospital de Vinalopó y el 35% del Hospital de Torrevieja (ambos en Alicante), dotados con 212 y 250 camas, respectivamente. En el caso de Alzira (Valencia), la desinversión en el Hospital de La Ribera (unas 300 camas) ha correspondido a la también aseguradora SegurCaixa Adeslas , cuyo 51% ha sido adquirido ya por Ribera Salud. En los tres casos, las operaciones se encuentran sujetas a las autorizaciones administrativas pertinentes.

Con estas adquisiciones, Ribera Salud rompe las alianzas que mantenía con las aseguradoras para la gestión de las concesiones desde su puesta en marcha, a excepción del Hospital de La Marina (266 camas), en Dénia (Alicante), cuyo capital sigue compartiendo con DKV, titular del 65% de las acciones.

La operación da un giro además a la estrategia seguida por el grupo, a finales de 2012, cuando vendió a Sanitas las participaciones que controlaba en los hospitales de Manises (Valencia) y Torrejón de Ardoz (Madrid) , en una operación valorada en 77,6 M€. En ese momento, el grupo valenciano estaba participado por las entidades financieras Bankia y Banco Sabadell, y se imponía la necesidad de ganar liquidez. Ya en abril de 2014, el grupo norteamericano Centene se hizo con el 50% de Bankia en Ribera Salud y comenzaba una nueva etapa para la compañía sanitaria, interesada ahora en incrementar su negocio. Así, ante la paralización de los procesos de externalización sanitaria en nuestro país, como los planteados para la Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha, Ribera Salud ha decidido apostar por expandirse en el exterior.

En concreto, la compañía ha fijado sus objetivos en países europeos como Reino Unido , donde empieza a buscar oportunidades de negocio, y en Eslovaquia, donde está optando a la gestión de un hospital de colaboración público-privada en Bratislava . Así, el grupo se encuentra inmerso en un proceso de diálogo competitivo, junto con otros grupos, con el que se elegirá a la especialista que construirá y gestionará por 30 años las nuevas instalaciones, que contarían con unas 900 camas y requerirían una inversión de más de 200 M€. Con anterioridad, Ribera Salud había iniciado ya operaciones en el exterior, concretamente en Latinoamérica, con sus participaciones en los consorcios adjudicatarios de dos hospitales de nueva construcción en Perú y con acciones en Chile, como proveedor de soluciones informáticas para varios hospitales del país.

En 2014, Ribera Salud obtuvo unos ingresos totales de 315 M€ , correspondientes a la sociedad holding, las UTE y las sociedades dependientes. Esta cifra representa un ligero decrecimiento (-1,5%), con respecto a los 320 M facturados en 2013, primer año en el que no se incluyeron los ingresos correspondientes a los mencionados hospitales de Torrejón de Ardoz y Manises.

Retirada de la colaboración público-privada

En el caso de SegurCaixa Adeslas, la desinversión en estos dos hospitales responde al interés de la aseguradora por deshacerse de sus activos hospitalarios, en un proceso que se inició a finales de 2011, cuando el grupo vendió a la inversora Goodgrower el 80% de su negocio hospitalario (rebautizado posteriormente como Vithas). En concreto, con esta operación, Adeslas sale definitivamente del sector de la colaboración público-privada hospitalaria, manteniendo únicamente participaciones minoritarias en tres clínicas privadas.

Asisa, por su parte, conserva aún un 25% de las acciones de Torrejón Salud, consorcio adjudicatario de este hospital público madrileño. En este caso, tras la salida de Ribera Salud, la aseguradora comparte el capital con Sanitas (50%), Bankia, que mantiene aún un 10%, Concessia (10%) y FCC (5% restante). Mientras, Asisa cuenta una red de 13 centros hospitalarios propios y uno participado, así como más de 40 centros médicos y una creciente red de clínicas dentales y oftalmológicas, ubicadas tanto dentro como fuera de sus instalaciones hospitalarias.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters