Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar

La digitalización de la sanidad: Un camino solo de ida

  • 10/05/2017
  • Sector Sanidad

La digitalización de la sanidad: Un camino solo de ida

La Transformación Digital supone un reto económico y social de proporciones mayúsculas para todos los sectores productivos en España, tanto en el ámbito privado como en la esfera pública. Un estudio de la consultora Roland Berger titulado “España 4.0. El reto de la transformación digital” señala cómo, a pesar de partir en una situación de desventaja -por debajo de la media europea y fuera del top 40 mundial-, la digitalización podría significar desde ahora y hasta 2025 un incremento de hasta 120.000 millones de euros en los sectores analizados.

Sectores como el transporte, las telecomunicaciones, el turismo o los servicios financieros han demostrado a priori ser más proclives o early adopters de tecnologías como Internet de las Cosas, Big Data o Business Intelligence, actores principales de la Transformación Digital o, como ha sido también denominada, la 4ª Revolución Industrial . No es extraño leer o escuchar en medios de comunicación avances y novedades sobre vehículos autónomos, gestión inteligente de flotas o smart cities, soluciones e iniciativas que han demostrado ser capaces de reducir costes de producción, logística y mantenimiento, contribuyendo al mismo tiempo a dar un mejor servicio al cliente o usuario.

El de la sanidad en concreto es un sector donde la digitalización ha emprendido un camino sin posibilidad de retorno, tan beneficioso como necesario para las entidades públicas y privadas que lo conforman. Las razones son varias, si bien 3 destacan por encima del resto: la necesidad de una mejor experiencia para un paciente digitalizado y con acceso a información, la búsqueda de la mayor eficiencia y optimización de unos recursos escasos y, por último, la obligación de reducir costes, mejorando tiempos de atención y procesos .

La aplicación de la tecnología al sector de la salud no solo es el futuro, es ya una realidad: desde apps para reservar cita a la posibilidad de hablar con un médico vía Skype, pasando por la monitorización en tiempo real del estado de un paciente con una enfermedad crónica, la utilización del Big Data para definir políticas de prevención y hasta el desarrollo de exoesqueletos biónicos conectados por IoT que ayudan en la rehabilitación de personas con parálisis en alguno de sus miembros.

Una de las aplicaciones de la salud digital (e-Health) que se encuentra en disposición de producir un impacto inmediato en la sanidad es el pre-diagnóstico , es decir, la posibilidad de, mediante la combinación de tecnologías de inteligencia artificial, de reconocimiento del lenguaje natural y datos del paciente, detectar en tiempo real y online los síntomas del usuario que realiza una consulta desde su ordenador o dispositivo móvil, ofreciendo un listado de posibles enfermedades e incluso la oportunidad de conectar telemáticamente con personal médico.

El uso de la tecnología en este sentido cumple con uno de los preceptos de la Transformación Digital, el que afirma que el cliente o ciudadano es el centro de la estrategia de una empresa o institución, de modo que sea posible responder a todas sus necesidades proporcionando una atención totalmente personalizada y satisfactoria, manteniendo la calidad del servicio, facilitando la comunicación y el diálogo directo entre paciente y especialista, reduciendo los costes de acceso a la sanidad y agilizando la toma de decisiones del personal sanitario, pacientes y aseguradoras.

Y es que, ¿quién no ha consultado alguna vez un síntoma a través de Internet? Con el riesgo que conlleva por la cantidad de información y de páginas de dudosa credibilidad. Por eso, y porque hasta un reloj parado acierta dos veces al día, es necesario que la eficacia y precisión del pre-diagnóstico esté garantizada por la tecnología y avalada por la comunidad científica.

En este sentido, Mediktor ha realizado un ensayo clínico con más de 1.500 pacientes en el Hospital Clínic de Barcelona y el Hospital Clínico San Carlos de Madrid cuyos resultados confirman que su tecnología cuenta con un 91,3% de acierto en relación con el diagnóstico realizado por un médico. Tras 1,3 millones de evaluaciones de síntomas en 192 países, su herramienta ha desarrollado una intuición que alcanza la de un médico con más de 40 años de experiencia. En términos prácticos, Mediktor se está utilizando para predecir la necesidad de ingreso o cirugía durante la primera clasificación en el acceso al servicio de urgencias, provocando una reseñable reducción de los tiempos de espera de los pacientes.

La tecnología ha llegado para quedarse a la sanidad, también en España . Es cuestión de tiempo que, una vez consigamos reducir la resistencia al cambio y aumentar la inversión, los primeros frutos de la Transformación Digital comiencen a notarse desde el prisma de empresas e instituciones, pero también desde el del verdadero protagonista y beneficiario de la mejora del sector, el paciente.



Noticias sobre Sector Sanidad

Últimas Noticias de Sanidad

Alimarket

Comprometidos con la información profesional de calidad

  • C/ Valentín Beato 22 28037 Madrid
  • cliente@alimarket.es
  • 91 327 43 40 Lunes a Jueves 09:00 a 14:00 | 15:30 a 18:00
    Viernes 08:30 a 14:30

Compartir por e-mail