Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

El área de maternidad del Hospital HM Puerta del Sur, de Móstoles (Madrid)

El área de maternidad del Hospital HM Puerta del Sur, de Móstoles (Madrid)

Llevábamos ya un tiempo colaborando en las maternidades del grupo HM Hospitales cuando comenzaron las obras del nuevo hospital HM Puerta del Sur, que realizó el arquitecto de la casa,Antonio Morales Sabio, junto con el departamento de ingeniería propio del grupo.

Propusimos evaluar desde la planificación, las diferentes áreas vinculadas con el proceso de Maternidad, para que su ubicación respondiese a criterios funcionales y de gestión, de optimización de procesos e incluso de humanización, según las necesidades de cada usuario.

Objetivos y descripción del proyecto

Objetivos y descripción del proyecto

El proceso fue un trabajo en equipo, para el estudio pormenorizado del proyecto, desde la perspectiva de los procesos que se producirán, ajustándolos no solo a los estándares óptimos de cualquier maternidad europea, sino además a la cultura específica de los profesionales de este centro.

El proyecto permitía la posibilidad única de poder elegir la ubicación y relación óptima de las diferentes áreas que engloban el servicio de maternidad:

1. Urgencias

2. Área de partos

3. Quirófanos (gine./ obst.), incluida la URPA específica para cesáreas

4. UCI Neonatología/ Pediatría (Unidad mixta)

5. UCI Adultos

6. Hospitalización de Maternidad

Para poder cumplir con los estándares de seguridad y calidad, se llevó todo -excepto Urgencias- a la misma planta del hospital, en este caso la segunda.

Como premisa para la actualización de los procesos, el área de partos debía estar fuera del bloque quirúrgico, partiendo de que el parto es un proceso saludable, y por tanto no conviene que se desarrolle en el bloque quirúrgico del hospital, ya que los usuarios acaban percibiendo el parto como un acto de alto riesgo y dificultando el proceso fisiológico del mismo.

Ficha técnica

Ficha técnica

Es importante, sin embargo, que el recorrido entre ambos se pueda realizar en el menor tiempo posible al mismo nivel, para los casos en los que una urgencia lo requiera. Igualmente era importante estar bien conectadas ambas áreas, tanto con la Unidad Neonatal, como la UCI de adultos, en caso de traslados urgentes.

Se puso especial atención en asegurar circulaciones diferenciadas en función de los procesos, para evitar interferencias de usuarias. En maternidad es un tema especialmente sensible, para no mezclar procesos como partos con abortos espontáneos, etc.

Las conclusiones derivadas de la consultoría permitieron ubicar y dimensionar correctamente cada área, optimizando la funcionalidad y también las relaciones humanas adecuadas de cada área.

Espacios que cuidan

El siguiente nivel de actuación, desde lo general a lo particular, fue el dimensionamiento de cada espacio, integrando además las nuevas demandas de las mujeres. La zona de Maternidad no solo es una de las áreas con más visibilidad en un hospital, sino que además, la consideración de la mujer o paciente y sus acompañantes como eje central de los procesos, y por tanto del diseño, permite que la usuaria sienta que la Maternidad está especialmente pensada para ella (percepción de calidad y exclusividad del hospital). Estos nuevos usos y demandas requieren de acondicionar e integrar pequeños espacios que hacen posible que la cliente se sienta de verdad objeto de la atención: zonas de descanso (y desahogo), de encuentro, de familias, rincón para niños, etc.

Cuidar al usuario también nos obliga a mirar al profesional, al trabajador, y tener en cuenta los espacios auxiliares que les permitan desarrollar su trabajo adecuadamente, con áreas para el descanso y la comunicación, especialmente en áreas de uso 24h. Tanto los espacios auxiliares del personal como los de los padres son imprescindibles para no sobrecargar los espacios centrales de la maternidad de ruidos y movimiento.

Quirófanos

El bloque obstétrico del nuevo Hospital de Móstoles cuenta con 3 salas dentro del bloque quirúrgico concebido con la doble posible función de paritorio de alta intervención y quirófano gineco-obstétrico.

Principales logros y soluciones

Principales logros y soluciones

A pesar de ser quirófanos se pretendía suavizar el ambiente para que la mujer no lo sienta agresivo, ya que no siempre se realizarán operaciones y cesáreas, sino que puede ser el lugar en el que algunas mujeres acaben sus partos con ayuda de instrumental, con anestesia parcial. Un entorno quirúrgico más amable permitirá a la mujer guardar un recuerdo más positivo del momento.

La luz natural en los tres quirófanos mejora el lugar de trabajo de los profesionales y ayuda y distrae a la madre, sin que haya ninguna contraindicación técnica.

URPA obstétrica

La reanimación o URPA dependiente de la zona obstétrica ha sido separada visualmente del resto, para poder continuar los cuidados de la diada madre-bebé y poder asegurar un ambiente con cierta intimidad. Es por ello que en dicho espacio se propone incluir también una silla para el acompañante de la mujer.

El área de partos

Igual que ya comprobamos en un anterior proyecto para el mismo grupo, en el hospital HM Nuevo Belén, la elección del lugar, en el que las salas de partos van a estar ubicadas, es primordial. Se decidió colocarlas en un área sin tránsito de personas o material de otras zonas ajenas, proporcionando tranquilidad y calma a la zona, a la vez que asegurando una conexión rápida con el resto de áreas de maternidad.

Tras un primer dimensionamiento, no evidente en un hospital de nueva construcción, se decidió una dotación de 4 salas de parto tipo UTPR (Unidad de Trabajo de Parto, Parto y Recuperación o “all-in-one”).

Las salas de parto se ubican en fachada, con luz natural abundante y vistas al exterior y están concebidas para albergar a la mujer y su acompañante durante todo el proceso del parto, desde su ingreso hasta el posparto inmediato, evitando traslados innecesarios que dispersan y bloquean dicho proceso.

El objetivo de dotar a las salas de la suficiente privacidad y la necesaria seguridad cobra forma en las distintas partes de la sala, zonificando en función del uso y el usuario.

Así pues, cada sala cuenta con una zona de acceso para aumentar la intimidad dentro de la sala y evitar que haya vistas cruzadas desde el exterior, generando en la madre una sensación de control de su intimidad muy importante. El biombo de madera hace esta doble función de bloqueador de vistas y de zonificador de la estancia, dividiendo espacialmente la sala en dos: zona de cama y descanso y zona de agua y trabajo de parto.

Descanso

La cama de partos, con posibilidad de utilizarse en múltiples posiciones, está colocada junto a un cabecero de madera que oculta las necesarias instalaciones de gases, llamada a enfermería, etc. La propia cama se entiende, no como un instrumento reconocible de parto, sino como apoyo al proceso, permitiendo el descanso de la mujer y también su utilización específica para partos. Se trata de que esté todo, pero no todo a la vista.

Agua y trabajo de parto

Frente a la cama, una bañera obstétrica de color intenso genera el entorno de movimiento de la sala, acompañado del resto de pequeño equipamiento. Las salas que no cuentan con bañera, ofrecen una ducha de dimensiones generosas, que permite a la embarazada disfrutar de los efectos beneficiosos del agua caliente.

La sala está concebida de tal manera para que la mujer encuentre lo que necesite en cada momento, en un compromiso entre el equipamiento y el vacío, que favorece las distintas posturas y movimientos durante el parto. Porque se trata de sumar opciones, de que la madre encuentre siempre lo que necesita.

Un mueble bajo, que hace las funciones de asiento y de armario para el equipamiento, remata el diseño de las salas, dotándolas de un carácter muy cuidado y especial. El mueble además forma parte de la idea corporativa de HM Hospitales, de repetir ciertos detalles, materiales y acabados, que se entiendan en su conjunto.

Tanto los materiales constructivos utilizados, como el resto de condicionantes: acústica, vistas al exterior, etc., se alinean para conseguir un lugar amable, confortable y seguro para dar la bienvenida a los bebés, favoreciendo una experiencia positiva en las madres y los demás usuarios del área.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters