Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

El sector de la dependencia solicita nuevas medidas ante la crisis del coronavirus

Las empresas advierten del riego de colapso del sistema

El sector de la dependencia solicita nuevas medidas ante la crisis del coronavirus

Tras unos primeros días complicados en la organización de los servicios residenciales, el sector de atención a la dependencia está funcionado como un perfecto sistema integrado en el ámbito sanitario. Este es el balance que se traslada desde la patronal AESTE, ante la situación extraordinaria que está viviendo el país a causa de la crisis del coronavirus. Su secretario general, Jesús Cubero, añade que "la coordinación con las distintas Consejerías de Servicios Sociales está haciendo posible que las residencias de mayores y los servicios de ayuda a domicilio y Teleasistencia, ayuden a liberar numerosas camas hospitalarias y, por fin, el sistema sanitario ha podido comprobar el papel fundamental que desarrollamos en la atención a los mayores".

No obstante, desde AESTE insisten en ser conscientes de la situación extraordinaria por la que atraviesa el país y este sector en concreto, dada la vulnerabilidad de los mayores ante la enfermedad. En concreto, la patronal considera que en breve comenzarán a faltar los equipos de protección individual que necesitan los profesionales para seguir dando servicio a los mayores y es por ello que han instado al gobierno de España a que suministre dichos medios a las Comunidades Autónomas y que sean estas quienes hagan la distribución a través de las empresas de residencias, ayuda a domicilio y Teleasistencia. De no ser así, el sistema corre riesgo de colapso y todas las personas mayores a las que se está atendiendo a través de estos recursos tendrían que ser atendidas en servicios de urgencias de los hospitales.

La Federación Empresarial de la Dependencia (FED) también se sumaba a esta reclamación de los equipos de protección individual necesarios. Al tiempo, agradecía el esfuerzo de las familias y trabajadores del sector y daba a conocer que la crisis del coronavirus había agravado la falta de personal especializado en el sector, por lo que solicitaba que se apliquen también en este sector las medidas ya acordadas por la autoridad sanitaria, que permiten contratar a profesionales sanitarios que hayan terminado su especialidad en países fuera de la Unión Europea y que actualmente se encuentran pendientes de homologación.

También Lares, la patronal del Tercer Sector, ha dado a conocer una serie de medidas por las que está apostando durante la crisis del coronavirus, entre las que se incluye también el requerimiento a las autoridades competentes de la provisión de equipos de protección individual y material necesario a las residencias. Además, la entidad acaba de remitir una carta el presidente del Gobierno, en la que declara que, ante la pandemia, el sector se encuentra en un riesgo cierto de no poder la atención social esencial y el servicio de apoyo necesario a mayores y otros colectivos vulnerables. En concreto, Lares considera que las medidas se están centrando en garantizar la prestación de servicios sanitarios, olvidando que deben recibir el mismo tratamiento de protección las personas que viven y trabajan en residencias de mayores y las que son atendidas en sus domicilios. Por tanto, para la población más vulnerable y sus trabajadores, cada vez, es más evidente que las medidas adoptadas, importantes, sin duda, son insuficientes.

Las patronales de atención a domicilio de Madrid, Asade y Asemad, por su parte, han puesto de manifiesto su desacuerdo con el protocolo establecido por la Comunidad de Madrid, ya que, según apuntan, "ha sido desarrollado sin contar con las empresas del sector y sin un conocimiento exacto de la realidad del trabajo de miles de personas, que en Madrid pueden rondar los 50.000 servicios prestados diariamente". Entre otras medidas, este protocolo establecido por la Comunidad de Madrid, preveía el uso de batas, mascarillas y guantes desechables en caso de usuarios no afectados: y de equipos de protección individual recomendados para el personal sanitario en caso de usuarios afectados, como bata resistente a líquidos, mascarilla de alta protección o guantes y protección ocular anti salpicaduras. Estas patronales aseguran que "en caso de exigirse el cumplimiento de este procedimiento, quedamos a la espera que la administración nos facilite los medios que nos impone usar".



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters