Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

La Diputación de Vizcaya pone en marcha un proyecto piloto para reabrir cuatro de sus centros de día

La Diputación de Vizcaya pone en marcha un proyecto piloto para reabrir cuatro de sus centros de día

El Área de Acción Social de la Diputación Foral de Bizkaia ha puesto en marcha un proyecto piloto gracias al cual han reabierto ya cuatro de sus centros de día y esperan hacer lo propio con otros nueve al final de esta semana. Dos de los centros que ya están otra vez en funcionamiento son los de Ondarroa y de Ugao-Miraballes, ambos gestionados por IMQ-Igurco. Según un comunicado de esta compañía, en el primero de los centros ya han vuelto ocho de sus diez usuarios, mientras que en el segundo solo falta uno de un total de 17.

Como señala Eneritz Elgezua, directora de centros de día de IMQ Igurco, “la reapertura ha supuesto una gran cantidad de modificaciones, con el fin de ser capaces de proporcionar a los usuarios la atención que necesitan, con las más estrictas medidas de seguridad, tanto para ellos como para sus familias y los profesionales", aunque añade que "al tratarse de una experiencia piloto, puede que tengamos que modificar algún aspecto en los próximos días, dependiendo de cómo se desarrollen las intervenciones en los centros y, siempre, bajo las directrices y supervisión directa de la Diputación Foral de Bizkaia”. Una de las medidas puestas en marcha son la formación de 'unidades convivenciales', que "permiten trabajar con grupos reducidos de personas mayores que, a su vez, son atendidos por los mismos profesionales de manera constante, lo que supone una medida de seguridad añadida”. Para ello, en el caso del centro de Ugao-Miraballes se ha reforzado la plantilla con la contratación de un profesional más.

Elgezúa subraya que en cada una de estas unidades "la persona mayor realiza todas las actividades que hacía anteriormente antes del inicio de la crisis del coronavirus y recibe todas las intervenciones por parte de los profesionales, tanto las referidas a los aspectos físicos, como los cognitivos y, por supuesto, los lúdicos”. Todas las actividades se han transformado para garantizar la seguridad de los usuarios, como en el caso de las comidas, el transporte o los propios espacios. Tanto el personal como los usuarios van equipados con mascarillas, respetan la distancia de seguridad y cuentan con gel hidroalcohólico, mientras que los procesos de limpieza y desinfección también se han potenciado.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters