Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Eulen Sociosanitarios elabora un decálogo ético para tiempos de pandemia

Eulen Sociosanitarios elabora un decálogo ético para tiempos de pandemia

El Comité de Ética de Eulen Servicios Sociosanitarios, perteneciente al Grupo Eulen, ha elaborado un documento con el que considera que hay diez aspectos y valores esenciales que se han de tener en cuenta para elaborar cualquier normativa en estos momentos de pandemia. En concreto, el documento recoge principios como que cualquier consideración que se haga en relación con las personas con diversidad funcional y las personas mayores debe partir siempre del concepto de dignidad; es importante evitar los peligros que suponen la aporofobia, la gerontofobia o la diversofobia; o que es conveniente rechazar, por obvio, que las personas con diversidad funcional o mayores sean personas, por cualquier motivo, menos valiosas y, por tanto, que puedan ser discriminadas por edad o problemas cognitivos.

El decálogo también considera que cuando los recursos sanitarios puedan ser insuficientes, es conveniente priorizar, si fuera necesario, salvaguardando los principios anteriores de justicia, autonomía y no maleficencia, por lo que las personas con discapacidad o mayores deben ser tratadas, en lo referente a la asistencia sanitaria, del mismo modo que las demás personas; que la especial vulnerabilidad de las personas con diversidad funcional y personas mayores aumenta en tiempos de pandemia, como la actual, hasta el punto de haber dado lugar, además de a situaciones de abandono y aislamiento, a la privación de la asistencia sanitaria intensiva cuando ha sido necesaria para hacer frente a situaciones muy graves de enfermedad provocadas por el virus SARS-CoV-2; además, todas las personas somos seres sociales por naturaleza y necesitamos vivir en comunidad por ello, el aislamiento, (en sí mismo), es un daño, hasta el punto de que, a veces se considera una pena social, que repercute con mayor intensidad en las personas mayores o con problemas cognitivos.

El documento elaborado por Eulen sociosanitarios recoge también otros aspectos, como la necesidad de afirmar rotundamente el derecho de las personas mayores o personas con diversidad funcional que viven en residencias, a comunicarse personalmente con sus familiares o allegados; la conveniencia de valorar los aspectos psicológicos perjudiciales que genera el aislamiento; la valoracióon de una serie de recomendaciones para paliar, en lo posible, estas situaciones; la regulación normativa de la pandemia necesita tener en cuenta las especiales circunstancias que se dan en los diversos centros residenciales; y, por último, es importante el desarrollo adecuado del duelo, que es un proceso doloroso e inesperado en respuesta a la muerte de un ser querido o de una pérdida significativa.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters