Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Un informe impulsado por Fenin apuesta por la personalización de las terapias respiratorias domiciliarias

Un informe impulsado por Fenin apuesta por la personalización de las terapias respiratorias domiciliarias

El informe “Terapias Respiratorias Domiciliarias Personalizadas: Calidad Asistencial, Eficiencia y Resultados en Salud”, presentado hoy, ha mostrado la importancia de la individualización de las terapias respiratorias domiciliarias. El documento ha sido elaborado por la consultora EY (Ernst & Young) e impulsado por la Federación Española de Tecnología Sanitaria (Fenin), además de contar con el aval científico de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

Durante la presentación, Jaime del Barrio, senior advisor Healthcare & Life Sciences de EY, ha señalado que en España actualmente un millón de pacientes se benefician de las Terapias Respiratorias Domiciliarias (TRD), de los cuales entre un 8 y un 12% reciben por primera vez el tratamiento, a causa de la cronicidad, el tabaquisimo y el envejecimiento de la población. Entre las conclusiones del estudio, subraya que aunque "las TRD son una fuente de eficiencia para el Sistema Nacional de Salud (SNS)", porque, además de beneficiar a los pacientes, su uso correcto contribuye a la prevención de agudizaciones y comorbilidades (disminuyendo el gasto sanitario al reducir la carga asistencial), en nuestro país "la financiación de las TRD no está vinculada a la evolución real de la provisión del servicio y el numero real de pacientes", sino que solo cubre una tercera parte de los nuevos pacientes. Por ello, considera que las grandes ineficiencias del sistema requieren un cambio de modelo, que debe basarse en tres pilares: la estratificación; la consideración de resultados en salud y calidad de vida; y la indexación de la financiación (dotación de los concursos públicos de forma proporcional a la evolución real del número de pacientes y sus necesidades), que será positivo para todos los actores implicados en el sistema sanitario (pacientes, profesionales sanitarios, administración y empresas). Precisamente, recalca que "todos los agentes deben jugar un rol activo en el modelo de referencia", apostando por la máxima personalización de las terapias y el empoderamiento del paciente.

En esta línea, el doctor Carlos Jiménez Ruiz, presidente de la SEPAR, ha destacado como del trabajo en equipo de los cuatro agentes mencionados y "su disponibilidad a cambiar las cosas que no funcionan", al mismo tiempo que se mantienen las que sí lo hagan, "dependerá el futuro de las terapias". Además, ha añadido que se debe proporcionar "a cada perfil de paciente la atención sanitaria que sea más adecuada para sus necesidades clínicas", mejorando así sus resultados en salud. A su vez, el doctor Germán Peces-Barba, vicepresidente de Neumología de la SEPAR, ha indicado que "lo que preocupa a los profesionales es que tengamos una prescripción acorde a las guías terapéuticas", así como el cumplimiento de los tratamientos por parte del paciente, aunque considera que muchas veces "el problema no está en que sea mal cumplidor, sino que está mal aconsejado" o no se ha realizado un adecuado seguimiento. También recuerda la necesidad de conocer la respuesta del paciente a las terapias y "disponer de un buen sistema de información que nos facilite el seguimiento de la terapia como un resultado en salud y detectar a tiempo su incumplimiento para evitarlo y mejorar la evolución de los pacientes”.

Por su parte, Mariano Pastor, presidente de la Federación Española de Asociaciones de Pacientes Alérgicos y con Enfermedades Respiratorias (FENAER), ha hecho hincapié en que "no todos los pacientes somos iguales, ni tenemos iguales necesidades, ni iguales patologías o gravedad, ni tampoco iguales conocimientos o capacidad para adquirirlos", redundando en la necesidad de una atención personalizada que "mejora la asistencia, promueve una mejor adherencia y optimiza los recursos”. No obstante, ha indicado que el cumplimiento depende de la educación tanto de los enfermos como de sus cuidadores, porque "no hay culpables, sino un sistema que no logra sacar el máximo rendimiento de los recursos que invierte".

Por último, desde el punto de vista de las empresas prestadoras del servicio, Angel Bajils, presidente del sector de TRD de Fenin y director general de Home Healthcare Iberia de Air Liquide Healthcare España, ha recalcado que las terapias respiratorias domiciliarias solo suponen el 0,5% del presupuesto sanitario, pese a representar una inversión de más de 300 M y superar los 1.000 profesionales sanitarios y los 3 M de contactos anuales con los pacientes. Bajils ha comparado la situación de lo que ha llamado los "buenos tiempos" (entre los años 2000 y 2008) con la crisis que vino a continuación y el recorte de un 40% del presupuesto en sanidad, lo que conllevó que la calidad o la importancia del papel del prescriptor en los contratos públicos quedaran eclipsadas por el precio, mientras que el reembolso, en lugar de corresponder a la actividad realizada, se sustituyó por el nivel de población. Posteriormente, a partir de 2014-2015, se logró "una cierta recuperación" y la calidad volvió a tener protagonismo en los concursos (a pesar de que sigue habiendo licitaciones donde prima el precio). Por ello, alerta del riesgo de que el impacto de la pandemia lleve a "repetir algunos errores de la anterior crisis". Igualmente, pide a pacientes y profesionales que se unan a ellos para transmitir a la administración la idea de que para poner al paciente en el centro del sistema tiene que tener "la valentía para desarrollar nuevos modelos de contratación bien dotados y basados en resultados de salud".

En su opinión, los pilares en que deben apoyarse las TRD son: la estratificación; el desarrollo de cuatro canales distintos de seguimiento adaptados a cada perfil del paciente (visita hospitalaria, ambulatoria o domiciliaria y asistencia telemática); la medición de resultados en salud; y la adecuación de la financiación al servicio y el valor aportado. Ha concluido resumiendo que el objetivo es que "los pacientes de terapias respiratorias tengan vidas más sanas, largas y felices, poniendo a disposición de los prescriptores cuidados más específicos y mayor control de los mismos, aportando eficiencia a la administración con el fin de conseguir hacer sostenible el sistema sanitario" y donde "los prestadores del servicio obtengan un reembolso en línea con la actividad realizada y el valor que aportemos".



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters