Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Doctor José Antonio Larraz (Hermanas Hospitalarias España): "La necesidad de disponer de una red de atención intermedia, que ya era evidente, se ha puesto de manifiesto durante la pandemia"

Doctor José Antonio Larraz (Hermanas Hospitalarias España): La necesidad de disponer de una red de atención intermedia, que ya era evidente, se ha puesto de manifiesto durante la pandemia

Alimarket Sanidad y Dependencia: ¿Qué tipo de plazas sociosanitarias ofrece la red de Hermanas Hospitalarias?

José Antonio Larraz: En Hermanas Hospitalarias ofrecemos plazas de cuidados intermedios especializados a personas frágiles orgánica y/o cognitivamente, con patologías complejas, tendentes a la estabilización y mejora de calidad de vida y autonomía, que posibiliten su retorno al domicilio o residencia social.

Normalmente son personas mayores, pero en general van dirigidas a atención a complejidad, que no puede ser atendida en medio residencial o ambulatorio por la intensidad y especialización de cuidados; y no son adecuados para una hospitalización de agudos de corta estancia.

A.S.D.: ¿Qué servicios incluyen?

J.A.L.: Incluye servicios de atención médica especializada (Geriatría, Medicina Interna, Psiquiatría), neuropsicología, cuidados especializados de enfermería, rehabilitación y neurorrehabilitación, cuidados paliativos y atención al final de vida y hospitalización de día con los mismos servicios.

A.S.D.: ¿A qué tipo de usuarios van dirigidos?

J.A.L.: La atención sociosanitaria/atención intermedia va dirigida a personas frágiles con pluripatologías (orgánica y cognitiva) que no están en una situación de descompensación aguda (Hospitalización de agudos) y que precisan de una atención especializada intensiva, que no puede ser atendida en domicilio o residencia social, con la finalidad de lograr una estabilidad de sus procesos, una mejora de su calidad de vida y de su autonomía que permita su reincorporación al domicilio o residencia social (según su nivel de dependencia) donde se realizará su seguimiento por la atención primaria de salud.

Va dirigida generalmente a personas mayores pero también se atiende a personas de menos de 65 años con patologías complejas que generan inestabilidad clínica y dependencia.

A.S.D.: ¿Qué visión tiene de la situación del sector sociosanitario en España?

J.A.L.: El envejecimiento de la población y el descenso de la mortalidad de determinadas patologías en el resto de la población pero generadoras de cronicidad, dependencia y necesidad de cuidados prolongados, ya nos indicaba la necesidad de una reforma de nuestro sistema sanitario clásico (hospital de agudos y atención primaria) y social (residencias sociales como sustitutivas del hogar, sin cualificación sanitaria de sus profesionales).

La necesidad de disponer de una red de atención intermedia, entre lo sanitario y social de media tecnificación y cuidados especializados a la cronicidad compleja, que ya era evidente, se ha puesto de manifiesto durante la pandemia, con el desbordamiento de ambos sistemas (sanitario y social) con una mayor afectación y mortalidad en personas frágiles como consecuencia de sus patologías y/o edad avanzada.

En España, aunque esta red de servicios especializados en atención intermedia, está definida y conocida en algunas comunidades autónomas, que han apostado por ello con buenos resultados (asistenciales y económicos), no acaba de extenderse a todo el territorio nacional, ya que otras autonomías siguen apostando por el sistema clásico entre sanitario (hospital y primaria) y social (residencias o domicilio), que se ha demostrado que sale mucho más caro en cuanto a resultados de la atención a las personas y económicos para los sistemas públicos.

A.S.D.: ¿Cómo han evolucionado los hospitales de media y larga estancia en nuestro país?

J.A.L.: En nuestro caso, hemos evolucionado hacia hospitales con unidades sociosanitarias/atención intermedia, especializadas en complejidad a personas frágiles con pluripatologías; con atención y cuidados especializados de continuación con hospitalización de agudos, tras procesos médico-quirúrgicos o como alternativa al hospital de agudos, en procesos subagudos.

A.S.D.: ¿Cómo pueden reforzar las entidades sin ánimo de lucro como la suya la capacidad asistencial de este tipo de centros?

J.A.L.: En Hermanas Hospitalarias, como entidad sin ánimo de lucro, la atención sociosanitaria/atención intermedia es una de nuestras líneas de especialización y, en este sentido, ya hace tiempo que estamos posicionados. Somos especialistas en el cuidado integral de la atención a la complejidad, mucho más allá de la fase aguda de los procesos, atendiendo las múltiples necesidades que la cronicidad y dependencia generan, con el objetivo de estabilizar, potenciar la máxima autonomía de la persona y mejorar su calidad de vida, que le permita el máximo grado de independencia posible.

En algunas comunidades autónomas en las que asumimos este rol, todavía no se reconoce dicho papel, que es totalmente complementario con la asistencia sanitaria pública.

Nuestra institución tiene vocación de servicio público y está siempre en disposición de colaborar con los sistemas sanitario y social públicos, en este papel intermedio entre unos y otros que, sin duda, como hemos comprobado en la pandemia, beneficia a la población más frágil y vulnerable.

A.S.D.: ¿Qué proyectos de futuro tiene Hermanas Hospitalarias en el ámbito sociosanitario?

J.A.L.: Potenciar el posicionamiento de nuestros centros con áreas de atención sociosanitaria/atención intermedia, que ya tenemos, e intentar en aquellas comunidades autónomas del entorno de nuestros centros, lograr un reconocimiento de esta atención a la complejidad, entre lo sanitario y social, que se ha puesto de manifiesto meridianamente en una situación de desbordamiento como la pandemia, pero que ya era anterior. Ofrecemos colaboración leal con los sistemas públicos, en esta atención a la cronicidad y complejidad, en la que somos especialistas y estamos cualificados para ello. Como entidad sin ánimo de lucro, nuestra vocación es la dedicación a las personas más frágiles y más necesitadas de atención y cuidados especializados continuados, siempre con el objetivo de potenciar su autonomía y mejorar su calidad de vida; y en último término acompañar en situaciones de final de vida a una muerte digna.

Es lo que ofrecemos a la sociedad, desde hace 140 años que tiene nuestra Institución.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters