Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Características y beneficios de la Guía de interpretación del Modelo EFQM para los centros sanitarios

Características y beneficios de la Guía de interpretación del Modelo EFQM para los centros sanitarios

Las organizaciones sanitarias, ya sean de carácter público o privado, se enfrentan al desafío de solventar los retos que plantea la Volatilidad, la Incertidumbre, la Complejidad o la Ambigüedad (VICA o VUCA en inglés) del contexto actual. En esta situación, además de mantener el alto nivel adquirido por nuestros servicios y cumplir con los compromisos tradicionales, es necesario identificar y satisfacer las crecientes necesidades y expectativas de pacientes, profesionales o, en general, de nuestros ciudadanos.

Además, en un escenario tan complejo desde el punto de vista de la prestación de servicios, debemos realizar esfuerzos para establecer propuestas de valor que sean diferenciales para nuestros usuarios y que al mismo tiempo sean sostenibles dada la necesidad de tener en cuenta las condiciones económicas, ambientales y sociales que se dan en nuestro ecosistema. El hilo conductor de todo este despliegue sería la relación entre el propósito y la estrategia que debemos establecer para ayudar en la creación del ya citado valor sostenible, para los grupos de interés clave y todo ello, con la obtención de resultados sobresalientes.

Un elemento clave para afrontar toda esta problemática es identificar y desarrollar la cultura de nuestras organizaciones. Una cultura que podemos definir de forma académica como el conjunto específico de valores y normas que comparten las personas y grupos de una organización y que influye en el modo de comportarse entre ellos y con los grupos de interés clave externos, o de forma más coloquial y sencilla, como la forma en la que hacemos las cosas en nuestro lugar de trabajo.

Por todo lo anterior, necesitamos más que nunca, tener modelos que nos ayuden tanto en el desarrollo de la gestión actual, cómo en la preparación y el enfoque para poder transformarnos a corto plazo. En este sentido, nos encontramos con el Modelo EFQM 2020 que no es una nueva versión de los anteriores, ni una actualización, es un nuevo modelo que responde a los requisitos que hemos comentado previamente y que, por tanto, manteniendo su apuesta por la excelencia, se centra en la transformación. Un Modelo que aporta a las organizaciones diferentes elementos clave cómo son: un marco para revisar profundamente su gestión, un marco para la auto-medición (mejora continua) y una estructura de comparación para facilitar el benchmarking.

Pero, en este camino, no todo son facilidades. Uno de los problemas que con más frecuencia nos encontramos en el mundo sanitario, es la dificultad que representa para nuestros profesionales, la utilización de conceptos y definiciones nacidas fuera de nuestro entorno, algo muy parecido a la que nos ocurre a nosotros, cuando utilizamos nuestro lenguaje para comunicarnos con otros colectivos. Por esta razón, desde el Foro Sanidad del Club Excelencia en Gestión, pensamos que era necesario facilitar la utilización efectiva del Modelo EFQM 2020 elaborando una Guía de Interpretación para el sector sanitario.

Para explicar la razón de tener que desarrollar una Guía de Interpretación, podemos fijarnos en el sentido de estos dos términos. En primer lugar, una guía es “aquello que dirige o encamina”, mientras que interpretación es “explicar o declarar el sentido de algo, y principalmente de un texto”. Es decir, buscamos elaborar un documento de ayuda, en el que sin modificar el contenido del Modelo y manteniendo su estructura y contenido (criterios, sub-criterios y puntos guía) nos concentramos en los “qué” o “significados” y evitamos cualquier aspecto que modifique la citada interpretación por una posible adaptación.

En este sentido, la guía, tiene varios objetivos. En primer lugar, asegurar la comprensión del Modelo EFQM 2020, utilizando un lenguaje próximo a las características del ámbito sanitario. En segundo lugar, aportar una interpretación alineada con las especificidades de nuestro sector y, por último, en tercer lugar, clarificar su contenido y facilitar su potencial lectura y aplicación según la diferente tipología de organizaciones sanitarias, aportando ejemplos, enfoques, herramientas y/o notas que ilustren la interpretación.

Por otra parte, entendemos que el disponer de esta guía, también nos puede permitir a las organizaciones de nuestro sector aprovecharnos de las ventajas de utilizar las evaluaciones sistemáticas y, entre ellas, podemos citar: obtener un diagnóstico que aporte puntos fuertes y oportunidades de mejora sobre las que se pueda actuar; tener una visión de la gestión de la organización; utilizar y comprobar hitos de mejora en el camino hacia la Excelencia; y usar una herramienta para compararse; demostrar el compromiso, ante los grupos de interés, por la mejora continua, o ayudar a centrarse en áreas clave para el futuro.

Como resumen final, podemos señalar que, en el contexto actual, la prestación de servicios sanitarios, con la consecución de los mejores resultados posibles, se ha convertido en una meta en la que, junto a buscar y mantener la excelencia, necesitamos transformarnos de acuerdo con nuestro ecosistema y para ello, contamos con el Modelo EFQM 2020. Un Modelo que, al haber sido desarrollado inicialmente en el mundo empresarial, necesita para facilitar su comprensión y posterior aplicación, en el ámbito sanitario, una Guía de Interpretación para el citado sector.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters