Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

¿Cómo es la experiencia de compra en un supermercado 'Sánchez Romero'?

¿Cómo es la experiencia de compra en un supermercado Sánchez Romero?

Supermercados Sánchez Romero ha inaugurado su décimo establecimiento, una tienda en la c/ Castelló, 23-25 de Madrid capital, en el barrio de Salamanca, con 2.100 m2 de superficie y 1.050 m2 de sala de venta. La inversión ha supuesto 1,8 M€. El nuevo espacio es el primero que se inaugura directamente bajo el modelo comercial 'Prémium 360', presentado hace un año tras la remodelación de la tienda emblemática del Pº de la Castellana y que se caracteriza, en palabras de la compañía, por fusionar los conceptos de supermercado, mercado tradicional, tienda gourmet, 'food market' y degustación.

¿Cómo es la experiencia de compra en un supermercado 'Sánchez Romero'?

La tienda tiene un surtido promedio de 13.000 referencias, que con rotaciones ascienden hasta a 20.000 en todo el año. Solo de quesos, el primer producto que se encuentra en la sala, hay más de 400, tanto a temperatura ambiente, como en una cava de doble altura o en cámara refrigerada en abierto, para que el aroma forme parte de la puesta en escena. El queso más premiado, variedades de importación, piezas de varios kilógramos... una de las características del supermercado es el desarrollo de la profundidad del surtido de alimentación, pero también su presentación para buscar distintos momentos de consumo. Así, por ejemplo, en los quesos se pueden ver hasta cinco presentaciones: cuñas, mitades...

¿Cómo es la experiencia de compra en un supermercado 'Sánchez Romero'?

La calidad y la especialización se muestran en propuestas como el sushi fresco elaborado exclusivamente a partir de atún rojo, ahumados al corte o los jamones 5J seleccionados en privado antes que ningún otro cliente de la marca. Pero la experiencia gastronómica que quiere transmitir la tienda también cuida el itinerario que recorre el cliente. Por ejemplo, al principio se ha colocado una cámara frigorífica con bebidas para la mesa, desde aguas y colas a cervezas y champán, pero siempre con una presentación prémium en botella. Como viene siendo tendencia en muchos supermercados, también hay una zona específica de productos 'take-away' y comida preparada para llevar, si bien en este caso la oferta de Sánchez Romero se multiplica con propuestas como veinte tipos de asados o eladorados de larga duración. El recorrido promueve la venta cruzada, con una buena cantidad de acompañamientos; por ejemplo, el surtido de foie en nevera tiene al lado panes asociados.

Otra de las secciones más novedosas es la bodega, con un buen puñado de ideas frescas como marketing olfativo, atención personalizada por un sumiller, vitrina con productos superprémium... así hasta completar más de 500 referencias. En el mismo espacio se ha dispuesto una zona de preparación de regalos.

¿Cómo es la experiencia de compra en un supermercado 'Sánchez Romero'?

La oferta de frescos, santo y seña de la oferta de calidad de la empresa, mantiene la atención personalizada en todos sus mostradores, siempre con la filosofía de acercarse al cliente tanto para brindarle una mejor atención como para saber en cada momento qué busca y qué necesita. En frutería ya es una de las pocas distribuidoras que mantienen este modelo. Como es habitual en otras tiendas de la cadena, esta sección puede verse desde la calle y es una de sus atracciones principales. Por norma, y siempre que sea factible, la condición impuesta por la cadena es que la pieza se corte el día anterior a su llegada al súper y no pase por cámara. Asimismo, la oferta ecológica está dispuesta junto a la tradicional y también se ofrece a granel, de forma que se evite la utilización de envases.

En pescadería, en panadería... la idea es la misma: trato personalizado, frescura máxima y profundidad de surtido para que el cliente se encuentre con propuestas realmente únicas.

Cabe señalar que la oferta de refrigerados incluye dos productos de marca propia 'Sánchez Romero', un gazpacho fresco elaborado por Salsas y Comidas Preparadas, que ya vendía sus marcas propias para la cadena, y ensaladas envasadas, fabricadas por RestoVite. Ambos productos son una excepción en la trayectoria de la compañía, que se posiciona firmemente como "el escaparate de las marcas". Otra de las novedades en su surtido es la introducción de los kits de ingredientes y recetas 'food in the box'.

¿Cómo es la experiencia de compra en un supermercado 'Sánchez Romero'?

La nueva tienda de la c/ Castelló incluye servicios tradicionales en la cadena, como aparcacoches, y otros propios del modelo 'Premium 360', como el 'personal shopper'. El servicio 'eat&collect' que en el establecimiento de Pº de la Castellana permite que el cliente consuma en la cafetería mientras un empleado realiza la compra por él, se transforma aquí en 'rest&collect' gracias a la zona denominada 'El Palco': un espacio en altura, desde el que se domina toda la tienda, con máquinas de vending prémium para que clientes y vecinos puedan hacer una pausa. Junto a ella, se han reservado espacios para otros servicios nuevos, como la zona 'Cookidea', para talleres, presentaciones de producto y 'showcooking', o el 'Chef Home & Business', un servicio de chef a domicilio, pensado para celebraciones gastronómicas familiares y profesionales, a cargo de profesionales acreditados por la escuela de alta cocina Le Cordon Blue, con una selección de platos para elaborar en casa con productos seleccionados de Sanchez Romero.

¿Cómo es la experiencia de compra en un supermercado 'Sánchez Romero'?

Sanchez Romero también impulsa su apuesta por las nuevas tecnologías, con el objetivo de mejorar la experiencia del cliente en un entorno digital y omnicanal. Mientras que es habitual ver en tienda a trabajadores eligiendo productos para compradores online, la digitalización del espacio físico se plasma en detalles como la presencia del robot 'Romerito', las balanzas digitales con doble pantalla -que permite la emisión de mensajes para el cliente- o el 'display' de cartelería digital en el frontal del lineal de bebidas, con información comercial de los productos.

Con esta incorporación, Supermercados Sánchez Romero alcanza diez unidades, todas en la Comunidad de Madrid, y 8.317 m2 comerciales. La cadena se plantea la inauguración de otras dos tiendas más, probablemente también en la capital, y mientras se centre en este objetivo la adaptación de sus establecimientos tradicionales al formato 'Prémium 360' será secundaria. A cierre de 2018, la empresa espera unas ventas de entre 38,3 y 38,5 M, lo que supone un incremento en la facturación próximo al 6,5%.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters