Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar

La nueva Cerealto Siro Foods no cuenta con los negocios de bollería y pan

La nueva Cerealto Siro Foods no cuenta con los negocios de bollería y pan

Grupo Siro y Cerealto han cerrado un acuerdo para integrarse en un nuevo grupo, que se denominará Cerealto Siro Foods y se dedicará a la fabricación de marcas para terceros. La empresa resultante presenta unos datos consolidados estimados a cierre de 2018 superiores a 600 M € de facturación y una producción superior a las 400.000 t. Cuenta actualmente con un equipo de más de 5.000 personas distribuidas en 17 centros de producción ubicados en España, Portugal, Italia, Reino Unido y México.

El objetivo del nuevo grupo es posicionarse en el mercado alimentario global con una oferta de productos que respondan a las necesidades de los consumidores en los diferentes mercados, con un modelo de negocio focalizado en la calidad, la eficiencia operativa y la innovación. Seguirá especializado en el desarrollo de categorías globales y en la fabricación de productos alimentarios derivados del cereal para clientes del sector retail y B2B.

Para ello, Cerealto Siro Foods tiene previsto concentrar sus recursos operativos y financieros en las categorías de galletas, cereales y pasta, líneas de negocio con gamas de producto de carácter global y amplio potencial de desarrollo. Siro aporta el conocimiento y toda su experiencia en la cadena de valor en dichas categorías, mientras que Cerealto proporciona la estructura internacional de su negocio, así como sus compromisos con clientes internacionales.

Vende los negocios de bollería y pan

Este giro estratégico le permitirá continuar como interproveedor especialista de Mercadona en el mercado español, y mantener la cartera actual de clientes de Cerealto, tanto en España como en otros mercados a nivel internacional, señalaron desde la empresa.

Como resultado de todo ello, Grupo Siro se retirará de las categorías de bollería y pan de molde después de más de diez años trabajando como interproveedor de Mercadona, periodo en el que levantó una moderna planta de pan de molde y compró varias fábricas de bollería a distintos fabricantes. Este movimiento supuso la salida como interproveedores tanto de Dulcesol como de Grupo Bimbo, encargados, respectivamente, del desarrollo de la bollería y del pan de molde.

La compañía ya ha puesto a la venta las plantas de bollería ubicadas en Briviesca (Burgos) -comprada en 2009 a Bimbo y luego vendida a Cerealto-, El Espinar (Segovia) -comprada en 2006 a Grupo Bimbo, entonces en manos de Sara Lee-, Navarrés (Valencia), adquirida a Castelló y Juan en 2006- y Medina del Campo (Valladolid) -hasta 2008 en manos de Productos Casado-.

También se encuentran a la venta las plantas de pan de molde sitas en Antequera (Málaga) -adquirida en 2009 y posteriormente vendida a Cerealto- y Paterna (Valencia), esta última puesta en marcha por Grupo Siro en 2006 tras realizar una inversión de 46 M€. Se desconoce por el momento el futuro de uno de sus centros productivos de Aguilar de Campoo (Palencia), que también elabora pan de molde. Se trata, por tanto, de una red industrial pesada, cuya adquisición parece fuera del alcance de cualquier fabricante con base en España.

"Estas líneas de negocio presentan excelentes perspectivas de desarrollo. No obstante, requieren, según la empresa, de un enfoque y recursos locales que ya no se encuadran en la estrategia del nuevo grupo", comunicaron ayer en un nota de prensa fuentes del grupo.

En concreto, el negocio de bollería cerrará en 2018 con un volumen de 74.000 t, un 4,9% más, mientras que el negocio de pan alcanzará 79.600 t, lo que supondrá un ascenso del 2,8% en términos de volumen, avanzan desde la empresa.

Un año antes, Grupo Siro registró descensos en las categorías de pan de molde y bollería, que pasaron de 77.000 t y 72.000 t, respectivamente, en 2016, a 73.000 t y 68.000 t, según los datos facilitados por la compañía en su última memoria de gestión. Estas caídas, no obstante, se produjeron un año en el que la recuperación de la economía propició un mayor gasto fuera del hogar.

Un negocio cercano a los 275 M€

En términos de facturación, el negocio de bollería de Grupo Siro situó sus ingresos en torno a los 145 M€ en 2017 (152,6 M€ en 2016), mientras que el de pan alcanzaría cerca de 130 M€. Según datos del Registro Mercantil, Siro Paterna situó su volumen de negocios en 95,13 M€, con unos beneficios de 8,6 M€ (100,6 M€ y 4 M€ respectivamente un año antes), Siro El Espinar generó unas ventas de 72,9 M€ en 2017 y beneficios de 153.000 € (77,85 M€ en 2016 y pérdidas de 23.000 € un año antes); y Siro Medina alcanzó en 2017 los 41,3 M€, con unos beneficios de 4,1 M€ (44,73 M€ y 1 M€ de beneficios un año antes).

Por lo que respecta a las sociedades de Cerealto, Antequera registró una facturación en 2017 de 26,8 M€ (con pérdidas de 2 M€), frente a los 29,8 M€ del curso anterior, cerrado con beneficios de 565.000 €; y Briviesca rozó los 37 M € (con unas pérdidas de 3 M€), cifra inferior a los 42,6 M€ de 2016, ejercicio cerrado con pérdidas de unos 90.000 €. Habría que matizar existen ventas cruzadas entre todas estas sociedades, por lo que el volumen de negocio de ambas divisiones sería una cifra aproximada.

Grupo Siro redujo sus ventas en 2017 un 9,4%, hasta alcanzar 494 M€, y situó su EBITDA en 77 M€, frente a los 80 M€ de 2016 (-3,8%). Esa bajada se produjo en un año en el que materializó la venta a Cerealto de las instalaciones que operaba en Briviesca (Burgos) y en Antequera (Málaga).

En 2014, último ejercicio en el que Grupo Siro detalló sus ventas por categorías, el negocio de bollería facturó 172 M€ con 75.000 t de productos, mientras que el de pan de molde generó un total de 107,5 M€ tras vender a Mercadona un total de 83.000 t, cifra muy cercana a la que Siro declara en la actualidad, si bien habría que puntualizar que se habría producido en ese periodo un cambio en el mix de producto, ganando protagonismo gradualmente las referencias de valor añadido con cereales.

Con estas cifras, la bollería suponía entonces un 31% de los ingresos totales del grupo, las galletas el 29%, el pan de molde un 20%, las pastas alimenticias un 10%, los cereales un 7% y la pastelería un 3%. En volumen, en cambio, el primer lugar correspondía a las galletas (27%), seguidas del pan de molde (25%) y la bollería (22%).

Antes de dar tomar la decisión de desinvertir en sus negocios de bollería y pan, Grupo Siro vendió en julio de 2016 su división de pastelería congelada, incluyendo la fábrica que opera en Montblanc (Tarragona), a Joan Cubarsí, propietario de Horno de San Juan, especializada en la elaboración de tartas en ambiente y de muffins. Estas instalaciones recibieron una inversión de 26 M€ entre 2008 y 2009 -Grupo Siro había adquirido la sociedad Durán & Hidalgo en 2006- para alcanzar las cinco líneas de producción actualmente operativas.

Búsqueda del mejor comprador

"El proceso de desinversión se realizará siempre asegurando la búsqueda del mejor comprador, para que dichos negocios formen parte del core de su estrategia, que garanticen el empleo y las condiciones laborales de las personas que trabajan en ellos. Mercadona, principal cliente de estos negocios, ha sido informada y respalda la estrategia del nuevo grupo de focalización en los negocios de galletas, cereales y pasta", explicaron fuentes de Grupo Siro.

El compromiso de Mercadona con el nuevo comprador será el de dar continuidad a los negocios de pan y bollería, siempre dentro de la garantía de calidad, eficiencia e innovación.

El pasado mes de septiembre, Mercadona dio entrada en sus lineales a Horno de Tuesta como nuevo proveedor especialista de bollería envasada. El primer retailer apostó por introducir dos referencias (magdalenas y croissants integrales) bajo su marca ‘Hacendado’ con un perfil nutricional adecuado para llegar a todos aquellos consumidores que buscan desarrollos sin azúcares añadidos, con un menor aporte calórico que los tradicionales.

Además de este especialista, están presentes en esta sección con desarrollos específicos otros fabricantes como Grupo Dulcesol (magdalenas redondas), Vega Pelayo a través de Dulces Artesanos del Norte (mantecadas), Pa de Mel (bizcocho de chocolate sin gluten a través de Brioixpan) y Airos Delicatessen (bizcochos y magdalenas sin gluten), todos ellos bajo la marca ‘Hacendado’. Mientras, en pan de molde ha dado entrada como especialista a Panadería Milagros Díaz, que en la actualidad elabora una referencia (espelta integral).



Noticias sobre Pastelería y Bollería

Informes sobre Pastelería y Bollería

Últimas Noticias de Alimentación

Alimarket

Comprometidos con la información profesional de calidad

  • C/ Valentín Beato 22 28037 Madrid
  • cliente@alimarket.es
  • 91 327 43 40 Lunes a Jueves 09:00 a 14:00 | 15:30 a 18:00
    Viernes 08:30 a 14:30

Compartir por e-mail