Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Lidl traslada a sus clientes un ahorro de cerca de 90 M

Lidl traslada a sus clientes un ahorro de cerca de 90 M

Hacer la compra en Lidl tuvo recompensa en 2018, exactamente 89 M€ de ahorro para el conjunto de sus clientes en España, teniendo en cuenta que alcanza una cuota del 4,8% sobre el total del mercado español de distribución.

La compañía también se ha propuesto convertirse en la cadena de supermercados de referencia en materia de sostenibilidad en España. Para ello, en los últimos tiempos ha realizado importantes inversiones en proyectos que están impulsando cambios hacia hábitos de consumo más sostenibles y hacia prácticas más responsables: la eliminación de las bolsas de plástico para la compra o de los huevos de gallinas enjauladas, la apuesta por la leche fresca de pastoreo y de bienestar animal, o el impulso a su surtido BIO.

Gracias a esta apuesta, Lidl está incorporando un valor añadido a sus productos, el de la sostenibilidad, sin dejar de ser el supermercado más barato. En un contexto general de subida de precios (+3,4% respecto a 2017, según Nielsen) y del IPC (+1,2%), la cesta de la compra de Lidl se incrementó tan solo un 0,8%, 2,6 puntos porcentuales menos que la media del sector, reforzando así el posicionamiento de la cadena como el súper más barato.

Este diferencial en la evolución de precios de 2018, sumado a las ofertas y promociones llevadas a cabo por la empresa es lo que ha permitido generar un ahorro de cerca de 90 M a las familias españolas.

Los frescos, a la cabeza del ahorro

En su compromiso con la alimentación saludable, Lidl continuó apostando en 2018 por los productos frescos y de origen español. Según afirman desde la compañía, Lidl mantuvo los precios de los frescos un 3,85 puntos porcentuales menos que la media del sector, con un incremento del 0,95%, por debajo del IPC anual (1,2%).

Esta diferencia en los precios de los frescos tuvo un impacto significativo en el ahorro de las familias, en la medida en que también son los productos más consumidos y los que más peso tienen en la cesta de la compra. Según el informe 'Radriografía del Gran Consumo 2018' publicado por Nielsen, los clientes de Lidl pudieron comprar las frutas y las verduras un 8,5% y un 6,1% más barato y ahorrar igualmente en la compra de carne fresca (3%), pescado fresco (3,6%), huevos (7,56%) y pan (3,27%).



Compartir por e-mail

Suscríbete a nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters