Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Heineken integra la tecnología de impresión 3D en sus fábricas

Un proyecto desarrollado con Ultimaker

Heineken integra la tecnología de impresión 3D en sus fábricas

La cervecera Heineken España culmina la implantación de un proyecto piloto desarrollado junto a Ultimaker -líder global en el sector de las impresoras 3D- para integrar la tecnología de impresión 3D en el diseño de componentes de sus fábricas. Esta fórmula de fabricación propia supone una importante revolución para la industria de gran consumo por su capacidad para optimizar y mejorar la eficiencia de los procesos productivos, en cualquier sector de actividad. La iniciativa, que demuestra una vez más la capacidad de Heineken para impulsar la transformación del sector cervecero español, sitúa a la compañía a la vanguardia industrial en un ámbito que hasta ahora parecía limitado a campos como el energético, el aeroespacial, el sanitario o la automoción.

El proyecto de Heineken, desarrollado en una primera fase en la fábrica de Sevilla, se ha centrado en varios modelos de piezas para maquinaria de las líneas de envasado. La planta hispalense es la de mayor capacidad de las que tiene Heineken en España alcanzando anualmente hasta 500 Ml de cerveza, de marcas tan reconocidas como Heineken, Cruzcampo, Amstel o Desperados. En tan solo un año, los resultados de esta fabricación “a golpe de clic” con la impresora 3D S5 de Ultimaker desprenden un ahorro en costes del 80% respecto a otros modelos de producción y un impacto positivo en el medioambiente, al reducir los procesos de logística y transporte. Además de las ventajas que supone el poder rediseñar piezas para optimizar la maquinaria a corto plazo, Heineken ha registrado un importante descenso en los tiempos empleados para fabricar cada componente y unos altos estándares en cuanto a funcionalidad y seguridad.

Juan Candau, director de la fábrica de Sevilla, explica: “La impresión 3D ha demostrado ser una tecnología que nos aporta valor y nos permite trabajar más eficientemente, reemplazando componentes bajo demanda, en menos tiempo y a un coste menor que si fueran importados o comprados a proveedores externos. Además, nos ha ayudado a avanzar en la prevención de accidentes, creando componentes específicos para procesos muy concretos”.

“Todavía estamos en las primeras etapas de la impresión en 3D, pero ya hemos visto una reducción de costes en las aplicaciones en torno a un 70-90% y una disminución del tiempo de entrega de estas aplicaciones del mismo orden”, afirma Isabelle Haenen, Global Supply Chain Procurement de Heineken.

Tras el éxito inicial de esta fase piloto, la cervecera valora escalar el proyecto a otras fábricas de todo el mundo y ampliar el uso de la tecnología de impresión 3D a otras modalidades de aplicación, aprovechando las ventajas de este método de autoaprovisionamiento de material de maquinaria.



Compartir por e-mail

Suscríbete a nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters