Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Farggi Menorquina queda en manos del fondo Cheyne Capital e inicia nueva etapa

Farggi Menorquina queda en manos del fondo Cheyne Capital e inicia nueva etapa

El fondo británico Cheyne Capital se ha hecho con el control de la fabricante de helados Lacrem, más conocida comercialmente coomo Farggi-Menorquina, hasta alcanzar el 97,5% del capital. Como se recordará, Cheyne entró en la compañía como accionista de referencia en marzo de 2019, quedando así la familia fundadora Farga con una participación testimonial, reducida al 2,5%, según publica el diario La Vanguardia.

Además, el acuerdo incluye para la familia un puesto en el consejo de administración y establece que está abierta la opción de subir su participación en el futuro en función del cumplimiento de determinadas ratios de resultados por parte de Lacrem, informa el periódico. La operación supone además la salida del fondo Black Toro Capital, que llegó a Farga en 2017 respaldando la compra de 'La Menorquina' y suscribía el 45% de las acciones.

Esta compra obedece por un lado a la necesidad de refinanciación de la firma de helados, así como a la separación del negocio de cafeterías-heladerías, que queda en manos de la familia fundadora. Esta división de negocio incluye unos 20 establecimientos propios (cafeterías-heladerías) y otros 25 franquiciados bajo las marcas de retail ‘Farga’ (restauración-pastelería) y ‘Farggi Café’ (heladerías-cafeterías)..

Como ya publicamos a comienzos de año, Cheyne lleva invertidos en la compañía cerca de 70M€, un importe a través del que se reestructurará parte de la deuda financiera de la compañía tras la compra de La Menorquina a Kalise, que es superior a los 75 M€, Una parte de ese presupuesto -en torno a 40 M€- han ido a parar directamente al grupo, de los que en torno al 75% se destinarán a financiar las necesidades generadas de la actividad de la propia compañía, y el resto servirá para amortizar la deuda. Otra parte de la inversión de Cheyne ha ido destinada a la compra de los créditos que Farga había contraído con distintas entidades financieras.

Nueva etapa y plan estratégico

Con la compañía financieramente estable, esta nueva etapa se centrará en relanzar sus operaciones con un nuevo plan estratégico a varios años. "Esto ha sido clave para recuperar la confianza de los clientes, empleados, proveedores y otras partes esenciales para de la empresa", afirman fuentes de la empresa. Sin embargo, reconocen haber sufrido el impacto de la actual crisis del Covid-19 estos meses pasados a la que están respondiendo de manera proactiva.

Entre las medidas que ha desarrollado se encuentran el desarrollo de nuevos canales de venta como su tienda online , la incorporación de un especialista en cuentas take at home y la reorganización del departamento de exportación. En este caso, ha fichado a un nuevo responsable con amplia experiencia en la región del Sudeste Asiático. Lacrem ya vende en prácticamente todos los países de Europa y ha iniciado operaciones tanto en el continente americano como en el sudeste asiático, dónde ha cerrado acuerdos en Singapur o Hong Kong.

Asimismo, Lacrem afirma haber reforzado las relaciones con el canal minorista. De ese modo, entre sus planes a corto plazo figuraba el relanzamiento de la marca 'La Menorquina' en todo el territorio nacional y en especial en el canal impulso. También apuesta por avanza en la restauración potenciando 'Farggi' y presentando nuevas gamas de producto. En este área, cuenta con una red de ventas integrada por catorce delegaciones que le permite llegar a unos 15.000 clientes de horeca.

Lacrem es la quinta empresa del sector de helados en España con un volumen comercializado sobre los 35 Ml, que comercializa tanto con marcas propias como con MDD. Además, la compañía tiene desde 2019 un acuerdo con Danone para distribuir su nueva gama de helados 'Alpro' y 'Savia'.

En 2018, último balance disponible, Lacrem obtuvo una facturación total de 88 M€ (elabora también productos de pastelería), con pérdidas por valor de 15,32 M€. La compañía cuenta con fábrica en Palau de Plegamans y tiene una plantilla de 494 empleados. "Estamos seguros de que Lacrem superará estos tiempos difíciles y maximizará el futuro crecimiento del negocio", concluyen desde la compañía.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters