Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

El supermercado online logra fidelidad tras ser impulsado por la pandemia

El supermercado online logra fidelidad tras ser impulsado por la pandemia

La pandemia ha acelerado el proceso de crecimiento de la venta online de alimentación, aunque los consumidores siguen apreciando el comercio de proximidad característico de la distribución española que ofrece una red adaptada a las diferentes necesidades, motivo por el cual el comercio online también despega en nuestro país con más lentitud que en otros países. Se estima que su cuota de mercado sobre las ventas totales de Gran Consumo oscilará entre un 3% y un 5% este año.

No obstante, la compra online como efecto de la crisis sanitaria ha tenido un impulso excepcional. Entre las principales conclusiones del 'V Observatorio del Comercio Electrónico en Alimentación', elaborado por Asedas, en colaboración con la Universidad Complutense y la Universidad Autónoma de Madrid, y presentado hoy, una de las tendencias que se han detectado es que ha aumentado la adhesión de compradores a la tienda online. Según este estudio, que clasifica a los consumidores en tres tipos, los puros online, los mixtos y los offline, uno de los cambios más importantes que se han producido en el último año es que ha descendido el número de compradores que solo acuden a la tienda física -del 77,7% al 63,8%-, mientras que ha crecido el número de compradores que compaginan las compras online con la visita al supermercado -del 22,5% al 30,5%- , así como el de aquellos que solo realizan sus compras por internet, pasando del 2,1% al 5,8%.

El estudio también revela que muchos de los nuevos compradores online son novatos, es decir, se han incorporado al canal digital hace menos de tres años y tienen poca experiencia. De hecho, el 15% comenzó tan solo hace un año o menos su incursión en el canal digital y de ellos, el 80% declara que lo hizo por el Covid-19. Además, el 90% de los consumidores afirma que continuará haciendo la compra online. Con respecto a la tipología de consumidor, destaca el mayor número de hombres que de mujeres entre los compradores puros online, cuya edad suele estar comprendida entre los 30 y los 40 años, pero también por un alto porcentaje de usuarios con menos de 20 años. Por lo general, los consumidores offline suelen coincidir con un porcentaje de población con ingresos económicos más bajos, mientras que los mixtos, están en la media.

La percepción que los compradores online tiene con respecto al tiempo de compra también suele ser menor que el tiempo que emplean en realizar la compra en la tienda física. El uso de las listas de la compra agiliza el proceso, pero se observa, sin embargo, mayores dificultades entre los nuevos compradores que acaban de aterrizar en el canal online a la hora de crear estas listas de las compra al tener una menor experiencia en el uso de la tecnología. Por contra, los consumidores puros online son gente con más experiencia, más ágiles, suelen reutilizar sus listas de la compra y también son más anárquicos en su momento de compra. La frecuencia y el gasto también ha crecido en el caso de los compradores que solo lo hacen por internet, aunque de media la frecuencia se estima en aproximadamente una vez a la semana para el conjunto de compradores.

Con respecto al uso de dispositivos, en el último año y con motivo del teletrabajo, ha subido el uso del ordenador frente al dispositivo móvil o la tablet.

El estudio también señala que el 85,2% de los compradores que no compran online lo hacen porque prefieren ver y comprar los productos personalmente. Declaran que comprarían si no tuvieran que pagar gastos de envío o si pudieran elegir el punto de maduración de frutas y verduras, entre otros motivos.

Los frescos repuntan pero aún son el principal freno al ecommerce

Si bien la compra online de productos frescos en general también ha crecido, más de la mitad de los compradores online sigue resistiéndose a comprar productos frescos. No obstante, comienzan a romperse barreras de hábito. Casi un 30% de los encuestados ha empezado a comprarlos online durante la pandemia. Con todo, la principal barrera a romper es conseguir la confianza de los compradores, pero si este freno desaparece el crecimiento será exponencial. Desde la distribución se trabaja en la calidad y en la homogeneidad de los productos así como en la presentación de los mismos.

En cuanto a las razones para escoger una enseña online u otra, los usuarios del canal digital apuntan como principal factor decisivo la disponibilidad de productos y marcas de su agrado (el 88,1%). Por contra, el precio ha pasado a ser un factor secundario, por detrás, incluso, de poder elegir la franja de entrega.

Por categorías, crece principalmente la alimentación, limpieza o higiene personal y, por primera vez, los platos preparados, en la medida en que las cadenas también van incluyendo, cada vez, más opciones de comida preparada y lista para consumir.

Ignacio García Magarzo, director general de Asedas, ha resaltado el “grandísimo esfuerzo que hicieron las empresas de la distribución para atender a la necesidad social, que en los meses más duros de confinamiento desató una avalancha de pedidos”. Y ha añadido que “el consumidor que ha hecho la compra online, repite, lo cual muestra su satisfacción, al tiempo que se está logrando fidelizar a un consumidor que antes no se atrevía a hacer la compra online”. “Ese consumidor mixto justifica la proximidad digital por la que nuestro sector está apostando”, ha concluido.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters