Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

El foco en el surtido

El foco en el surtido

Desde 2002, fecha del desembarco de Aldi Supermercados en España, la sección de frutas y hortalizas “se ha ido afianzando para adecuarla al resto de nuestra oferta, basada en productos de calidad, al mejor precio”, explica Víctor Asensio, Bussiness Unit Director Category Management de la compañía, a Alimarket Gran Consumo. De hecho, comenta, esta categoría “ha evolucionado mucho, adaptándose a las necesidades del mercado, como la incorporación de la IV gama o la continua apuesta por la diferenciación en variedades, buscando opciones que aporten a nuestros consumidores nuevos sabores y experiencias”. Y todo ello, procurando que exista “un equilibrio entre cubrir las necesidades básicas del consumidor y la incorporación de artículos prémium que mejoren su experiencia de compra”. En resumen, el objetivo no es otro que “conseguir un surtido amplio, dinámico, con novedades todas las semanas, en el que, además, se aprovechen los mejores momentos de cada temporada”, comenta Asensio.

En la práctica, esta política comercial se ha traducido en la incorporación de 38 referencias hortofrutícolas durante 2020, hasta concluir ese año con un total de 188 frente a las 150 de 2019 (+25,3%). De hecho, nuestro país es el que mayor número de frutas y hortalizas ofrece al público, muy por encima de las 139 de Bélgica/Luxemburgo y de las 115 que Aldi vende de media en sus supermercados. Hito que, según explica Asensio, ha sido posible gracias a las relaciones “a largo plazo y de confianza” que este discounter ha forjado con sus alrededor de 400 proveedores nacionales que, a la par que hacer crecer este universo, ha permitido que el 80% de su oferta sea “cultivada o elaborada” en España. Acción que, por otro lado, se enmarca dentro la estrategia que está desplegando su matriz, Aldi Nord, de reforzar el surtido local de los países en los que opera. De hecho, en nuestro país gran parte del catálogo de frescos de la alemana viene señalizado como ‘Origen España”.

Compartiendo espacio

En línea con lo que sucede prácticamente en el 100% de la distribución organizada, las fruterías de Aldi se encuentran “siempre” situadas a la entrada del establecimiento y encabezas por las ofertas semanales, para que los clientes “puedan observar todo el surtido, así como la variedad, la calidad y los precios”, en un primer vistazo. En ellas, según explica este directivo, “además de por la calidad, apostamos también por la variedad, para que nuestros consumidores puedan encontrar todo lo que buscan, desde frutas y hortalizas nacionales de temporada, hasta otras referencias que han entrado más recientemente en el mercado español”. Es por ello que, aparte de los productos hortofrutícolas indispensables aquí (manzanas, peras, naranjas, limones, tomates, cebollas, ajos, berenjenas, etc), también están presentes los frescos de temporada (fruta de hueso, sandías, melones, pimiento rojo, pepino o calabacín) o los exóticos (piñas, kiwis, mango o aguacates), expuestas en el contenedor original del proveedor (cajas de cartón o pools de plástico, sobre todo), realizándose su pesaje en las cajas de salida por el personal de la tienda.

Destaca, asimismo, que gran parte de este surtido cuenta con su homónimo ecológico, incluso en refererencias menos habituales como puerros o calabacines. Y es aquí cuando encontramos una de las diferencias de Aldi con respecto a la competencia, ya que el catálogo ‘bio’ comparte espacio en los lineales con el tradicional, convirtiéndose en una de las pocas cadenas en las que el universo ecológico no dispone de una zona propia. En palabras de Víctor Asensio, “los cerca de 200 ecológicos que ofrece Aldi en España se pueden encontrar integrados junto con otras referencias de la misma categoría de producto bajo nuestra marca propia ‘Gutbio’”. De hecho, el grupo va más allá y vende todos los artículos de una misma familia (incluyendo a granel y envasadas), conjuntamente. Por ejemplo, en el supermercado visitado por Alimarket en el municipio madrileño de Rivas Vaciamadrid (1.100 m²), las múltiples variedades de tomates existentes (ecológicos, en rama, kumato, ensalada, etc.), se encuentran en un mismo espacio.

La frutería/verdulería se completa con un mural refrigerado abierto que discurre paralelo a la zona central descrita. Aquí, se pueden encontrar algunas opciones más de hortalizas clásicas en bandejas (champiñones o ajetes), junto a numerosas referencias de transformadas (calabaza cortada y pelada, zanahorias baby, remolacha cortada, maíz pelado o patatas y mix de verduras para microondas, entre otras), mientras que la presencia de la fruta es menos relevante (melones y sandías cortados por la mitad). En lo concerniente a la IV y V gama, clásicas de estas líneas (bolsas de ensaladas, rúcula o canónigos) conviven con ensaladas listas para comer -incluyendo especialidades como de quinoa o cuscús-, tarritos de fruta cortada y pelada (piña, coco y mixta), gazpachos, salmorejos, zumos de naranja natural, de hortalizas o prensados en frío, smothies 100% de fruta triturada y hierbas aromáticas ecológicas como romero o albahaca.

Finalmente, y en línea con su política de reagrupación de surtido, las frutas y verduras congeladas se encuentran en los arcones de frío negativo junto con el resto de congelados de la cadena. Algunas ejemplos aquí serían bolsas de macedonia, frutas del bosque o parrilladas y saltedados de verduras.

Apuesta por el medio ambiente

En la memoria de sostenibilidad 2020 del grupo Aldi Nord, se establece que uno de los objetivos para España pasaba porque, en 2025, el 40% de la fruta y verdura comercializada fuera a granel. No obstante, a día de hoy, Victor Asensio ha confirmado a Alimarket “que este porcentaje ya se ha logrado, lo que demuestra su compromiso con el medio ambiente. De cara al futuro, la cadena “va a continuar” trabajando “para eliminar todo el packaging y el plástico que sea innecesario y buscar soluciones ‘eco friendly’ para el resto de las confecciones que todavía se venden empaquetadas”.

También en 2020, Aldi alcanzó una segunda meta: la comercialización de bolsas de plástico reciclado 100% y la incorporación otras de plástico compostable para las secciones de fruta y verdura y panadería, que están disponibles junto con las de malla. Por último, en ese mismo año el grupo eliminó el 100% de las entrecapas de plásticos de las cajas de frutas y hortalizas, que fueron sustituidas por materiales alternativos.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters