Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

La industria conservera apunta un posible desabastecimiento de persistir la situación

La industria conservera apunta un posible desabastecimiento de persistir la situación

Anfaco-Cecopesca ha dado aviso de un posible desabastecimiento de persistir la situación actual en la que se encuentra la industria conservera por la volatilidad y alto precio de las materias primas, la energía y del transporte. “En un momento que se presuponía clave para la recuperación de la economía, incluso para la reindustrialización del tejido productivo, las planificaciones apuntan al desánimo por una falta de previsión certera. Los acuerdos comerciales se tornan más difíciles que nunca, con una continuidad en permanente duda que afecta a la seguridad del flujo de operaciones y que alude, directamente, al término desabastecimiento”, ha indicado Juan Manuel Vieites, secretario general de Anfaco.

En este sentido, desde la asociación se pone el foco en el incremento que ha registrado el coste en el último año de los envases de hojalata y aluminio (+40%), así como el de los contenedores marítimos (+600%) y la energía, tanto el gas natural (+100%) como la electricidad (+200%). Igualmente, se apunta a la volatilidad de muchos de estos recursos, “con vigencias de contrato mínimas en plazos récord”, indica, lo que genera gran incertidumbre entre los operadores, no sólo en términos económicos sino también de tiempos y abastecimiento. “Las industrias requieren importar materia prima y organizar producciones just in time para ser eficientes y competitivas frente a terceros países. Un entorno de roturas de stock, o de falta de medios logísticos por tierra, mar y aire, hace entrever la compleja situación que se vive actualmente en el sector”, finaliza Vieites, que anima a la Unión Europa a tomar medidas inmediatas y coordinadas y con impacto internacional para contener esta situación.

Los operadores coinciden en este análisis y, por ejemplo, desde Friscos destacan el "sobreesfuerzo de planificación y anticipación" que están realizando, ya que la descompensación de los tráficos marítimos han provocado un incremento de los plazos de suministro y les han obligado a incrementar su capacidad de almacenaje para garantizar el suministros. De ahí que reclamen mayor previsión también por parte de los clientes ya que "a diferencia de lo ocurrido durante la pandemia, en la situación actual, un repunte considerable en el consumo, podría derivar en dificultades de abastecimiento". Para paliar en la medida de lo posible esta situación, en la compañía apuntan a la puesta en marcha de un "plan especial", que supone una revisión semanal de las necesidades de cada materia prima auxiliar y principal para los próximos meses, información que comparten con sus proveedores, y un incremento de su capacidad de almacenamiento.

En cuanto a los costes, han estimado un encarecimiento de los costes marítimos del 250%, lo que se ha traducido en un aumento del precio de materias primas como el pescado, el aceite de girasol, etc., al que hay que sumar el de los envases (por encima del 35%), los cartones, estuches, energía, etc., un incremento que ya se está trasladando al sector (aunque no en su totalidad) como única medida posible "si queremos salvaguardar los puestos de trabajo y la sostenibilidad del sector", en su opinión.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters