Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Vía Célere apuesta por la construcción industrializada y edificará un residencial en siete meses

Estima que el 30% de sus promociones llevarán algún sistema industrializado este año

Vía Célere apuesta por la construcción industrializada y edificará un residencial en siete meses

Vía Célere, promotora especializada en el desarrollo, inversión y gestión de activos inmobiliarios, ha anunciado que construirá su primer edificio residencial plurifamiliar industrializado de España. La compañía, que ya ha comenzado este proyecto en Boadilla del Monte (Madrid), pedirá la licencia en el mes de abril y estima que podrá finalizar esta obra en siete meses, lo que supone una reducción de un año, o del 63% en los plazos de construcción que tendría esta promoción sin incluir sistemas industrializados.

Para Vía Célere, este ahorro de tiempo se debe a que, mientras se realizan los trabajos bajo rasante, cuya duración se estima en tres o cuatro meses, también se fabricarán los 50 módulos de los que se compondrá el primer edificio de 17 viviendas. Tras la finalización de esta fase, en tres semanas se colocarán los módulos y en los dos últimos meses se unirán con instalaciones y fachadas para que las viviendas estén listas para su entrega.

Además de esta primera promoción plurifamiliar industrializada, Vía Célere tiene prevista la construcción de otra más, de 26 viviendas, con este sistema y también en Boadilla del Monte. En total, entre los dos proyectos, Vía Célere prevé el lanzamiento de 43 viviendas, de 2 y 3 dormitorios, completamente industrializadas en edificios plurifamiliares en la localidad madrileña.

De este modo, la compañía cotizada sigue avanzado en su plan por modernizar la manera tradicional de hacer casas, y que se inició hace ahora cuatro años con el lanzamiento de Conspace, su filial especializada en la fabricación industrializada de sistemas modulares, desde cuartos de baño a paneles de cocinas, con planta en Navalcarnero (Madrid).

"Este nuevo proyecto de la compañía representa un hito importante no solo para la compañía sino también para todo el sector ", asegura Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de Vía Célere. "Dentro de unos años, este método de edificar rivalizará con la forma de construir actual. Ya podemos decir que la industrialización es el presente de la edificación, aunque la industrialización 100% de plurifamiliares todavía pertenece al futuro. Con esta nueva promoción, hemos dado el primer paso para llegar hasta ese futuro en el que seremos capaces de edificar más rápido y eficientemente”, indica Gómez-Pintado. Para 2019, además del lanzamiento de esta primera promoción plurifamiliar 100% industrializada, la compañía estima que incluirá sistemas industrializados en el 30% de sus proyectos.

Aedas Homes también utiliza este sistema

Vía Célere no es la única compañía que ya está utilizando este sistema. La promotora Aedas Homes inició a mediados del pasado año la construcción de su primera promoción industrializada de viviendas unifamiliares, con módulos que se fabrican en Seseña (Toledo). Actualmente, la compañía tiene en curso siete proyectos bajo este sistema de construcción, que suman 162 viviendas unifamiliares repartidas entre las localidades de Torrejón de Ardoz (3), Boadilla del Monte (2), el madrileño barrio de El Cañaveral y Estepona (Málaga). Precisamente, la primera promoción que construye bajo este sistema, Merian I, se entregará el próximo verano.

Ventajas de la industrialización

Según Vía Célere, la industrialización, además de reducir los tiempos de obra, también implica múltiples ventajas adicionales:
-Incremento de la sostenibilidad al optimizar el uso de los materiales. Esto se debe a que los procesos estandarizados disminuyen la rotura y el desaprovechamiento de los mismos. Además, los elementos sobrantes se someten a un proceso de reciclaje superior al de la obra tradicional.

-La construcción de un sector más dinámico y saneado, debido a la reducción del tiempo de retorno de la inversión que conlleva la disminución de los plazos de entrega de vivienda.

-Reducción de las molestias de construcción para los vecinos al reducirse el tiempo de obra y llevarse el proceso fuera de las ciudades, lo que supone un menor impacto en la localidad a través de menos residuos, menos contaminación y menos ruido.

-Mejor diseño y más control sobre los detalles técnicos y estilísticos de la vivienda debido a la posibilidad de realizar más controles de calidad en cada fase del proceso.

-Mayor seguridad laboral, ya que este método reduce el Índice de Incidencia de accidentes hasta un 55%, según los últimos datos disponibles del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Según Sandra Llorente, directora de Innovación e Industrialización de Vía Célere “la industrialización es la pieza central sobre la que se desarrollará el sector inmobiliario en los próximos años. A pesar de que la inversión inicial que supone y del periodo de aprendizaje que hay que atravesar, creemos que pronto todas las promotoras apostarán por este método debido a las numerosas ventajas que representa”.



Compartir por e-mail

Suscríbete a nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters