Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Prasa, otro antiguo gigante del ladrillo, entra en concurso de acreedores

Desde 2008 el grupo inmobiliario acumula pérdidas que superan los 527 M€

Prasa, otro antiguo gigante del ladrillo, entra en concurso de acreedores

La crisis económica que pinchó la burbuja inmobiliaria en el año 2008 sigue haciendo estragos. La última gran promotora de esa época en caer ha sido el grupo cordobés Prasa, propiedad del empresario José Romero González. El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Córdoba dictaminó el pasado 26 de julio el concurso voluntario de acreedores del holding cordobés, que se acogió al fallido al no poder hacer frente a sus obligaciones.

Según las últimas cuentas consolidadas de Prasa, que aglutina una quincena de sociedades, el grupo acumulaba un pasivo de 416 M€ -que llegó a superar los 1.080 M€ en 2012-, aunque sus activos alcanzaban los 418 M€. Sólo su actual deuda con Hacienda se eleva a los 97 M€. A pesar de su delicada situación financiera, los responsables de la firma tratarían ahora de lograr un acuerdo con sus acreedores que les permitiera reestructurar la empresa y asegurar así su viabilidad.

Facturó más de 700 M€ en 2008

Los problemas de Prasa comenzaron con la crisis, con un importante parque de viviendas sin vender y sobre todo con una densa cartera de suelo, centrada principalmente en Andalucía, cuyo valor poco a poco fue devaluándose. La compañía había logrado una facturación récord de 727 M€ en 2008 que la situaban como uno de los diez principales grupos inmobiliarios del país, por detrás de firmas como Martinsa-Fadesa, Metrovacesa, Reyal Urbis, Vallehermoso, Habitat y Colonial. Desde entonces su facturación fue cayendo hasta registrar unas ventas de poco más de 14,80 M€ en 2016. En esta década su plantilla ha pasado de los más de 2.400 trabajadores que tenía en 2008 a una veintena de empleados en la actualidad. Entre 2008 y 2016 Prasa acumuló pérdidas superiores a los 527 M€.

Con filiales en Brasil, Portugal y Rumanía, el grupo inició entonces una reestructuración tratando de reducir su exposición en España y apostar por su actividad en estos países. No obstante, su abultada deuda y el lastre de su reserva de suelo ha impedido que finalmente Prasa esquivase el concurso. En estos años los ingresos del grupo inmobiliario cordobés han procedido de la venta de participaciones, suelos e inmuebles ya finalizados, sin apenas nuevas promociones en curso. En este sentido, en junio de 2018 Prasa vendió a Quabit parte de los terrenos con que contaba en Es Mercadal (Menorca) donde preveía levantar un complejo turístico con cuatro hoteles y campo de golf sobre una superficie total de 1,7 Mm2.



Compartir por e-mail

Suscríbete a nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters