Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Cerdanyola prepara el desarrollo de más de 5.700 viviendas

Cerdanyola prepara el desarrollo de más de 5.700 viviendas

El Institut Català del Sòl ( Incasòl ) de la Generalitat y el Ayuntamiento de Cerdanyola del Vallès han presentado el plan urbanístico para desarrollar Parc de l'Alba, en el área del acelerador de partículas de Sincrotrón, donde se levantará un nuevo barrio, que absorberá una inversión pública de 450 M€. El futuro desarrollo ocupará una superficie de 408 hectáreas presididas por el Castillo de Sant Marçal, y acogerá 5.733 viviendas, de las que la mitad serán protegidas. Todas ellas estarán repartidas en bloques de entre tres y seis plantas de altura máxima y dispondrán de una superficie de entre 90 y 120 m2. El plan reserva también 200 hectáreas para zonas verdes y contempla la ampliación de la infraestructura científica, que incrementará su espacio en 300.000 m2 para los centros de investigación. Asimismo, en el nuevo barrio se desarrollará una residencia para estudiantes e investigadores. En total, se espera que se sumen 15.000 nuevos habitantes en la ciudad. En este sentido y para garantizar su buena comunicación, la zona contará con un área de centralidad en torno a la estación de Cercanías de la línea R8 con instalaciones como un aparcamiento disuasorio, tiendas, un hotel y oficinas. Más adelante, se prevé que también pase una línea de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC). Además, está prevista la creación de otra parada cerca de la carretera con San Cugat.

Barcelona retoma así un proyecto que se inició en 2008 con la reurbanización de la carretera que une Cerdanyola y Sant Cugat. No obstante, el elemento clave llegó en dos años después, en 2010, cuando se inauguró el mencionado Sincrotrón Alba. Esta instalación es un reclamo para que empresas tecnológicas se ubiquen en el espacio de 69 hectáreas bajo el concepto de Parc de la Ciència i la Tecnologia. De hecho, en los últimos años, gracias a su ubicación estratégica y buena conectividad, se han instalado la firma de ingeniería Sener, Natura Bissé, Stradivarius (del grupo Inditex), T-Systems y el centro de datos de CaixaBank.

En cuanto a los plazos, se espera iniciar las obras el próximo 2022, que se centrarán en el soterramiento de una línea eléctrica, así como en la descontaminación de los terrenos afectados por la presencia de vertederos incontrolados, lo que supondrá una inversión de 35 M€. En este sentido, los primeros bloques podrían comenzar a construirse en tres o cuatros años, con el objetivo de que el futuro barrio esté totalmente acabado en unos quince años.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters