Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Nespresso avanza en sostenibilidad con el foco en sus cápsulas de aluminio

Nespresso avanza en sostenibilidad con el foco en sus cápsulas de aluminio

La multinacional cafetera Nespresso sigue adelante con sus compromisos en materia de sostenibilidad a 2020, un programa bautizado como “The Positive Cup” que busca mejorar todas las etapas de la cadena de valor de la compañía, desde el país de origen hasta el momento en el que el consumidor disfruta de su café, estableciendo diferentes áreas de actuación: aprovisionamiento y distribución del café, lucha contra el cambio climático, y abastecimiento y reciclaje del aluminio con el que se fabrican las cápsulas de café de la marca, aprovechando su carácter 100% reciclable.

En relación a este último punto, a lo largo del próximo año, Nespresso pretende lograr que el 100% de sus cápsulas estén fabricadas con aluminio de origen sostenible certificado en 2020. Para ello, colabora con la multinacional británica Riotinto, poseedora de la certificación de la cadena de custodia de la Iniciativa de Administración de Aluminio (ASI), que garantiza que el aluminio fabricado por Riotinto para Nespresso ha seguido todo tipo de estándares ambientales, sociales y de gobierno. Para Paramita Das, General Manager de Riotinto, este aluminio “producido de manera responsable, especialmente el fabricado con energía hidroeléctrica, tiene un papel importante a jugar para impulsar el progreso humano. Es un material que se utiliza para reducir el carbono y aumentar el reciclaje en una amplia gama de productos, desde envases de alimentos y bebidas, hasta edificios, aviones, automóviles, ordenadores o teléfonos. Además, se trata de un material infinitamente reciclable, muy versátil y resistente, capaz de soportar los cambios bruscos de temperatura y de mantener intactas sus características con el paso del tiempo”.

Además del uso de materias primas vírgenes de origen certificado, desde Nespresso se han marcado como segundo reto la reintegración del aluminio ya utilizado dentro del proceso productivo. En este sentido, en algunos países ya se trabaja para el empleo de aluminio reciclado en algunas de sus cápsulas, un proyecto que, por el momento, se está desarrollando de forma experimental en unos pocos países centroeuropeos, por la proximidad de estos mercados al centro en el que fabrican las propias cápulas. Y, mientras este material llega a todo el mundo, los esfuerzos de la compañía siguen volcados en aumentar su nivel de recuperación y reciclaje de cápsulas, actualmente, en niveles todavía muy reducidos pese a que la compañía cuenta con capacidad para el reciclado del 92% de sus cápsulas, porcentaje que llegará al100% en 2020. Actualmente, la tasa de reciclaje directa de la compañía el del 28%, tasa que, en términos globales, asciende al 58%. En nuestro país, por su parte, cuando se cumple el décimo aniversario de la puesta en marcha del sistema de recogida, la tasa de recuperación es inferior al 20%, pese a contar 1.650 puntos de recogida, y haber destinado en esta década 7 M€ en el mantenimiento de este sistema propio, la mayor parte de los cuales se han desembolsado en los tres últimos años.

Para aumentar estos porcentajes, desde Nespresso se está trabajando en distintas iniciativas a nivel mundial, alguna de las cuales podrían llegar a España en un futuro. Entre las más factibles se encuentra la desarrollada por la compañía en Francia, donde el sistema de reciclaje, según apuntan desde Nespresso, es muy similar al español. En ese país, desde 2009, Nespresso forma parte de CELAA (Club de l’Emballage Léger en Aluminium et en Acier), una asociación volcada en el incremento de la capacidad de reciclabilidad de todas las piezas pequeñas y ligeras de aluminio que forman parte de cualquier envase, desde las cápsulas hasta los tapones de las botellas, entre otros. En estos años, CELAA ha logrado desarrollar la tecnología electromágnética adecuada para separar en los propios vertederos todos estos pequeños elementos metálicos del resto de la basura, lo que se ha traducido en un incremento de la tasa de recuperación del aluminio en este país del 30% al 100%.

“Segunda vida” a las cápsulas

Además de avanzar en el empleo de aluminio de origen sostenible y en la recuperación de las cápsulas para su transformación en nuevas cápsulas, desde Nespresso han puesto en marcha otra serie de iniciativas orientadas principalmente a hacer posible que las cápsulas sigan generando valor una vez usadas. Para ello, desde hace unos años colabora tanto con Tradebe (especializada en la prestación de servicios medioambientales de gestión y reciclaje de residuos industriales) como con la Federación de Cooperativas Agrarias de Cataluña para lograr, por un lado, la separación del aluminio de las cápsulas de los restos de café y, por otro, para emplear estos restos a modo de compost para favorecer el cultivo de arroz en el Delta del Ebro, proyecto puesto en marcha por Nespresso en 2011.

A estas iniciativas, se acaba de sumar, además, el anuncio de la colaboración con la Escuela de Diseño e Ingeniería de Barcelona (Elisava) para la puesta en marcha una iniciativa centrada en la creación de productos a partir de las cápsulas de aluminio ya utilizadas, que verán la luz a partir del próximo mes de febrero. A nivel internacional, este proyecto ya se ha traducido en el desarrollo de bicicletas o bolígrafos fabricados con este material.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters