Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

La industria del packaging se reivindica

La industria del packaging se reivindica

Los fabricantes de soluciones de envase y embalaje se ha visto sometidos a una extraordinaria prueba de fuego en el año recién terminado. Y es que la crisis del Covid-19 ha dinamitado la economía y el consumo y convulsionado nuestra forma de vivir y relacionarnos. Las consecuencias, más allá del ingente número de vidas perdidas y del destrozo económico causado, son aún imprevisibles. En el caso de España, con una caída prevista del PIB del 11,6% en 2020, la OCDE estima que no volveremos a los niveles prepandemia hasta al menos 2023. Y la erosión de las cuentas públicas amenaza con disparar la deuda pública.

Ante esta situación, la industria del packaging se ha visto en la necesidad de adaptarse y ofrecer una respuesta eficaz y flexible a los requerimientos que ha ido marcando la crisis sanitaria, especialmente durante la llamada primera ola, allá por primavera. No solo reajustando la producción a necesidades como material sanitario o de apoyo, en forma, por ejemplo, de donaciones a hospitales, centros de salud o residencias de mayores; sino apoyándose en el carácter de actividad esencial definido por el Gobierno en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declaraba el estado de alarma, al formar parte de la cadena de suministro de bienes de primera necesidad, como los productos de alimentación, limpieza, higiene o salud.

Es pronto para hacer balance del comportamiento de la industria del packaging durante los últimos meses, aunque parece claro que habrá sido menos malo para los fabricantes de envases destinados a productos como los citados que a aquellos enfocados al comercio textil, la hostelería o el turismo, por citar algunos ejemplos. De la misma forma, en un buen número de casos han pasado a un segundo plano los planes enfocados a la mejora de la sostenibilidad o la investigación en nuevos materiales o tipos de envase, al haberse reducido los presupuestos inversores en estas materias. Por otra parte, la pandemia también ha servido para que una industria tan denostada como la del plástico haya podido reivindicarse y encontrar su hueco, ofreciendo soluciones adecuadas y versátiles debido a las características inherentes a este material.

Habrá que esperar unos meses para traducir todo esto en cifras. De momento, referido a 2019, las 655 empresas y grupos más importantes en nuestro país (esto es, excluidos segmentos auxiliares como cierres, tapones, etiquetas, cápsulas, maquinaria de envasado o equipos de identificación automática) alcanzaron, según la información contrastada por Alimarket Envase, los 18.730 M€ de facturación, lo que arroja un crecimiento del 5,0% y supone el séptimo año consecutivo al alza, con una tasa muy similar a las obtenidas en 2017 y 2018. Los 50 primeros operadores del sector controlan el 56% de los ingresos y los 100 primeros el 69,1%, lo que significa 1,6 puntos más y 1,0 puntos menos, respectivamente, que hace un año.

Las exportaciones incrementaron su techo por décimo año consecutivo, hasta los 3.534 M€, según el Icex. Si bien, la tasa de crecimiento fue del 4,0%, lo que supone un segundo ejercicio consecutivo de ralentización tras el 7,4% de 2017 y el 6,5% de 2018. En todo caso, la cifra obtenida supera en un 80% a la lograda hace una década. Los tres países colindantes con el nuestro siguen siendo los primeros en valor, con más de la mitad de las exportaciones: Francia, con el 27,9% (siete décimas más que en el año previo); Portugal, con el 13,7% (1,1 puntos menos); y Marruecos, con el 9,2% (1,4 puntos más).

En cambio, bajaron las inversiones. Según la información recabada del Registro Mercantil, 304 compañías realizaron inversiones en inmovilizado material por valor de 708 M€, un 22% menos frente a los 910 M€ contabilizados en 2018, a cargo de 366 compañías.

Vidrala, con esa particularidad de que dos tercios de su negocio se realiza fuera de España, encabeza el ranking de grupos por facturación, con sus 1.011 M€ consolidados. Le siguen el cántabro Armando Álvarez, líder en envases plásticos y embalaje flexible, con 961 M€; y Crown Holding, que copa un tercio holgado del mercado de envases metálicos con sus 836 M€.

Estos son solo algunos apuntes del extenso Informe 2020 del Sector de Envase y Embalaje, recientemente publicado por Alimarket.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters