Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Povisa solicita el preconcurso de acreedores

Por las pérdidas acumuladas del último concierto firmado en 2014 con el Sergas

Povisa solicita el preconcurso de acreedores

La dirección de Hospital Povisa ha informado el viernes día 28 de septiembre a los trabajadores del centro vigués la presentación de un preconcurso de acreedores, por las pérdidas acumuladas de 42 M€, desde la firma del último concierto con el Servizo Galego de Saúde (Sergas), en 2014. En concreto, Povisa ha informado de pérdidas de 5,5 M en 2015; 4,3 M en 2016; y 5,4 M en 2017, y el agravamiento de esta misma tendencia en los meses transcurridos de 2018.

Según el comunicado remitido a los trabajadores, “hasta ahora Povisa ha podido hacer frente a esas cuantiosas pérdidas, gracias al fondo de reserva con el que contaba la empresa debido a su actividad privada (no Sergas), y al hecho de no haber distribuido dividendos entre sus accionistas desde hace 25 años”.

A finales de 2017, informa Povisa en nota de prensa, el hospital habría comunicado al Sergas que este fondo se agotaría antes de que finalizase 2018, instando a la entidad pública a buscar una solución urgente al "desequilibro provocado por el concierto. Como consecuencia, Povisa ha comenzado a retrasar pagos, entre ellos el de IRPF, y se ha visto abocada a solicitar el preconcurso". El preconcurso, una figura prevista en la Ley Concursal, abre un periodo máximo de tres meses de negociación con el principal cliente de Povisa, el Sergas.

Según Povisa, el hospital había ido comunicando al Sergas su mala situación en reiteradas ocasiones, remitiendo un escrito el pasado 27 de marzo, en el que advertía que, debido al agotamiento inminente de las reservas, la continuidad de la empresa estaba comprometida a corto plazo.

El hospital vigués denuncia en su comunicado que el equipo del Sergas que negoció y firmó el nuevo concierto con Povisa en 2014 fue relevado de su cargo poco después, dando paso a un nuevo equipo que a partir de ese momento comenzó a realizar unas interpretaciones del acuerdo enormemente lesivas para el hospital. Destaca entre ellas: undéficit de entre 5 y 6 M€ anuales, solo en concepto de medicación, y 5,4 M más de déficit derivados del pago de medicamentos de Alto Impacto, surgidos con posterioridad a la firma del concierto; cápita insuficiente e incluyendo servicios que Povisa considera no incluidos en el concierto; reducción progresiva en el envío de pacientes a Povisa en especialidades que tradicionalmente eran referencia; y un volumen de población atendida por debajo de los 139.000 pacientes asignados -solo se permiten altas de pacientes en noviembre (hasta el tope marcado y, en el caso de Vigo, solo cuando están asignados a algunos centros de salud) y sí se permiten bajas todo el año, sin posibilidad de compensación con otros pacientes-.

La dirección de Povisa confía en llegar a un acuerdo con el Sergas que evite el concurso de acreedores y las consecuencias que eso tendría para trabajadores, pacientes, proveedores y, en definitiva, para el futuro del hospital, y lograr un equilibrio financiero que le permita continuar su actividad.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters