Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

La aplicación del Plan de Cronicidad de Baleares reduce un 18% los ingresos de pacientes crónicos complejos

La aplicación del Plan de Cronicidad de Baleares reduce un 18% los ingresos de pacientes crónicos complejos

El Govern Balear ha dado a conocer los resultados registrados hasta ahora del Plan de Atención a la Cronicidad 2016-2021, del Servei de Salut de les Illes Balears, que arrojan una disminución de los ingresos hospitalarios de pacientes crónicos del 18% en el caso de enfermos crónicos complejos y del 50% en los pacientes crónicos avanzados. El plan ha identificado ya a 13.720 personas como pacientes crónicos complejos (un 30% del total, que desde Salud se estima que existen en realidad).

Los resultados de la aplicación de las primeras medidas del plan, que eran presentados días atrás por la consellera de Salud y Consumo Patricia Gómez; el director general del Servicio de Salud de las Illes Balears Juli Fuster, y la subdirectora de Atención a la Cronicidad Angélica Miguélez, se han obtenido a partir de una muestra de 6.655 pacientes (6.340 crónicos complejos y 315 crónicos avanzados). En los primeros, la edad media fue de 80,8 años y el 60,4 % fueron mujeres, mientras del total de crónicos avanzados, la media de edad fueron 86,9 años y el 72 % eran mujeres. De hecho, Miguélez, entrevistada por Alimarket Sanidad y Dependencia el pasado septiembre, ya detallaba las medidas ejecutadas a partir del plan.

Las buenas cifras se deben, sin duda, a la aplicación de las diferentes medidas del Plan, entre otras la creación de unidades de hospitalización específicas en los hospitales de agudos y el desarrollo de rutas asistenciales diferentes para estos pacientes que, en caso de descompensación, pueden ser derivados desde los centros de salud a los hospitales de crónicos, sin necesidad de acudir a los hospitales de agudos, apostando por la coordinación con el 061. Del mismo modo, según los datos presentados, ha descendido un 19,7 % el número de visitas a urgencias por parte de los pacientes crónicos complejos (3 días de estancia media menos) y un 27 % las visitas de los pacientes crónicos avanzados (0,6 días menos de media). Estos datos corroboran el buen funcionamiento de los nuevos circuitos asistenciales que ya proponía el plan. En este sentido, también se aprecia como el número de visitas de enfermera en domicilio por paciente se ha incrementado un 41,2 %.

El Plan de Atención a la Cronicidad de Baleares, que ha supuesto el citado cambio en los circuitos asistenciales (permite redirigir al paciente al hospital específico de crónicos desde la atención primaria, sin pasar por el hospital de agudos, descargando las urgencias, por ejemplo), apoyado en buena medida en el desarrollo tecnológico, que ha permitido contar con una base de datos compartida por hospitales y centros de salud y otros recursos sociales. El plan incluye además importantes inversiones en recursos humanos (en diciembre de 2019 se había formado a 2.354 profesionales de los centros de salud y de los hospitales de agudos, y se habían incorporado 51 enfermeras gestoras de casos) y en infraestructuras, para poder implementar plenamente el nuevo modelo asistencia.

Así, en la actualidad, a los hospitales públicos disponen ya unidades de cronicidad específicas para abordar de forma integral la atención de los pacientes (en el Hospital Universitario Son Espases 24 camas; en el Hospital Comarcal de Inca, 20; en el Hospital Universitario Son Llàtzer, 20, y en el Hospital de Manacor, 14 camas) . A estas se suman las unidades de media estancia para convalecencia, rehabilitación y cuidados paliativos, con un enfoque funcional y rehabilitador en otros centros. (en Mallorca, 98 camas en el Hospital General; otras 98 en el Hospital Joan March; 25 en el Hospital Verge de la Salut y el Hospital Sant Joan de Déu, de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios e integrado en la red asistencial pública, dispone de otras 160 camas totales. Asimismo, también concertado con la red pública está el nuevo Hospital sociosanitario de la Orden en Inca, con 80 camas, puesto en marcha el pasado octubre. Mientras, en Menorca se ha firmado un convenio para disponer de camas con el Consell de Menorca, con el Ayuntamiento de Es Mercadal y con una clínica privada, y en Ibiza se ha planificado la unidad de atención intermedia en el antiguo Can Misses, y también se dispone de camas a través de un convenio con el Consell de Eivissa.

Por otra parte, durante los últimos cuatro años, se ha abierto el hospital de día del Hospital General y se han aprobado los proyectos de recuperación y ampliación del edificio del antiguo Son Dureta, para poder ofrecer un centro de atención intermedia con 300 camas, un centro de larga estancia con 240 camas y una residencia para personas grandes dependientes de 120 plazas; el nuevo hospital de atención intermedia Llevant, en Felanitx (Mallorca); la conversión del antiguo hospital Verge del Toro de Menorca en un centro sociosanitario y el citado nuevo hospital de atención intermedia ubicado en las instalaciones del antiguo hospital Can Misses de la isla.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters