Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

DIA rebaja sus ingresos en España un 8% y duplica las pérdidas hasta los 790 M

DIA rebaja sus ingresos en España un 8% y duplica las pérdidas hasta los 790 M

Grupo DIA ha cerrado el ejercicio 2019 con una facturación neta en España de 4.177,2 M€ frente a los 4.551,4 M del año anterior, lo que se traduce en un descenso del 8,2% con respecto al año anterior, dato que se rebaja al 6,4% a superficie comparable. Por su parte, las ventas brutas bajo enseña descendieron un 8,5% en 2019 hasta los 5.023 M. En palabras de la compañía, los ingresos se han visto "muy afectados por la falta de existencias, el contexto negativo en los medios de comunicación en torno a la sociedad y la fuerte caída de la inversión en promoción". Por su parte, el ebitda ajustado, excluyendo extraordinarios, generado en el país disminuyó un 84,7%% hasta los 38,6 M, lo que refleja una erosión del margen de 460 puntos básicos hasta el 0,9%, afectado por los impactos excepcionales de 19,9 M, que hacen referencia a las medidas de liquidación de existencias y a las bajas de cuentas a cobrar. Asimismo, el grupo tuvo pérdidas netas de 443 M, frente a los 321 M del ejercicio precedente. En su conjunto, DIA cerró el año con 790,5 M de pérdidas netas atribuibles, frente a los 352 M negativos de 2018. El pasado año, también rebajó de forma notable las inversiones en nuestro país, que se situaron en 33,8 M frente a los 207 M de 2018 (-83,7%). A nivel global, esta partida también tuvo una abrupta caída hasta los 93 M, un 70% menos que los 315 M invertidos el año anterior. La deuda neta alcanzó los 2.027,7 M, de los cuales 705,4 M correspondían a la aplicación de la nueva norma contable NIIF 16. Por tanto, la deuda financiera neta fue 1.322,2 M, 133,8 M menos que al final del año 2018.

En lo referente al número de tiendas, según la compañía, en nuestro país descendió en 448 (desde 4.684 hasta 4.236), tras la apertura de una decena de locales y el cierre de 458 durante 2019 (de las que 101 eran franquicias 'Cada DIA' ( una enseña que el grupo ha decidido abandonar paulatinamente), 327 tenían formato 'DIA', 22, 'Clarel' y, ocho, 'La Plaza', así como el cierre durante el año de 34 cash 'Max Descuento'. Este año también fue especial en la medida en que transfirió 255 franquicias netas a tiendas propias, debido a la nueva política de "buscar franquiciados altamente cualificados que puedan ofrecer a nuestros clientes una mejor experiencia de compra". Del dato global de establecimientos, 2.615 son propios -después de abrir cuatro, cerrar 303 y transformar 255 franquicias-, mientras que 2.068 se encuentran en manos de terceros. En este caso, esta cifra resulta de incorporar seis tiendas y cerrar 155, además de pasar las citadas 255 a propias. Como grupo, a finales de 2019, DIA operaba un total de 6.626 tiendas, 812 menos que en el mismo período del año anterior, acumulando 49 nuevas aperturas y 861 cierres.

Las ventas del grupo descendieron un 9,3% hasta los 6.870 M

DIA, que opera también en Portugal, Brasil y Argentina, rebajó sus ventas netas un 9,3% hasta los 6.870,5 M, aunque descendieron solo un 2,2% en divisa local. "Esta evolución refleja un efecto negativo de la divisa del 7,1% debido a la depreciación del peso argentino del 40,8% y del real brasileño de 2,7%", según aclara el grupo. Por países, los ingresos se reparten entre España, con el 60,8%, Brasil (17,2%), Argentina (13,4%) y Portugal, con el 8,6% restante. Por su parte, las ventas brutas bajo enseña cayeron un 19,5% hasta los 8.675 M (9,2% excluyendo el efecto divisa), mientras las comparables (like-for-like) descendieron un 7,6%, que "comparado con el 3,5% el año 2018, muestra una tendencia negativa y un fuerte deterioro causado por los altos niveles de falta de inventario en nuestras tiendas y almacenes derivado del complejo contexto de negocio sufrido durante 2019", reconoce el propio grupo. A esto se añade el proceso de cierre de tiendas, las citadas 861 en todo el grupo, y la reconversión de franquicias (385 establecimientos), realizados principalmente en España y Brasil. Además, el grupo ha llevado a cabo una "reducción significativa del número de referencias, lo que ha generado el reconocimiento de pérdidas significativas (especialmente en Brasil), relacionadas con la correspondiente liquidación de existencias". Asimismo, han tenido un impacto negativo algunas iniciativas de mejora logística, "que han conllevado el cierre de almacenes para conseguir una mayor eficiencia, y que se ha traducido a corto plazo en un aumento de los costes logísticos, bajas contables adicionales de activos y provisiones por compromisos de pago de arrendamientos a propietarios".

El grupo señala otras medidas llevadas a cabo y que han tenido una repercusión en sus malos resultados, como el cierre de las operaciones de la máster franquicia en Bahia y 'Mini Preço' en Brasil y Portugal, respectivamente, o la interrupción de las actividades de comercio electrónico no alimentario en España, a través de E-Shopping, o el negocio de cash. Por último, DIA indica otras partidas extraordinarias que han impactado en sus cuentas como el proceso de despido colectivo implantado en España, junto con otras decisiones de reducción de plantilla adoptadas en otros países (principalmente en Brasil); el proceso de refinanciación de la deuda sindicada, "que ha resultado complejo y se compone de varias fases, así como "los trabajos de puesta a punto y asesoramiento en relación con la ampliación de capital presentada por el anterior consejo en la junta general"; o la recompra del 50% de la sociedad financiera Finandia, que desencadenó el reconocimiento de pérdidas.

Medidas para revertir los resultados

El grupo indica las medidas que está desarrollando para revertir la situación, entre ellas la renovación de su equipo directivo con especialistas internacionales (entre los que destacan los procedentes de Lidl); la transformación de la oferta, con un nuevo surtido, que mejora los productos frescos y la marca propia; la adaptación de precios y promociones o la inversión de la red de tiendas y el desarrollo de un nuevo modelo de franquicia.

Desde el grupo cotizado se asevera que gran parte de las iniciativas que forman parte de la transformación que quiere llevar a cabo se han desarrollado ya con éxito en nuestro país. Sería el caso de la oferta de frescos, donde se han producido mejoras en la calidad, la presentación o la frescura, y el desarrollo de un nuevo modelo de franquicia consecuencia "de un gran esfuerzo de saneamiento de la red". Además, resalta las mejoras en la operativa, iniciadas con el despliegue de la "optimización de procesos en tienda y mejoras logísticas para satisfacer niveles de servicio más breves en el caso de las frutas y las verduras".

En este sentido, DIA destaca que los primeros signos de recuperación ya son visibles en todo el grupo. Por ejemplo, por el mantenimiento del número de clientes, que solo han descendido un 0,7%, "lo que demuestra la formidable resiliencia de nuestra base de consumidores", explica la compañía. Además, señala que "la tendencia a final de año mostró una clara recuperación en el número de tickets, creciendo a tasas positivas consistentemente cada mes del cuarto trimestre".

En la presentación de sus resultados, el grupo ha explicado que ambiciona a elevar sus ingresos por encima de los 10.000 M anuales; obtener un ebitda entre el 5% y el 6%; invertir el equivalente al 4% de las ventas netas y lograr un apalancamiento neto inferior a tres.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters