Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Conservas de pescado y marisco: Todas las razones de un año decisivo para el sector

Conservas de pescado y marisco: Todas las razones de un año decisivo para el sector

El sector conservero demostró durante 2020 su verdadero potencial. El exponencial crecimiento registrado por el consumo en algunos momentos del curso no logró tensionar las estructuras de una industria que supo reorganizarse y dar una respuesta a los retos que se le plantearon durante buena parte del ejercicio.

Esta es la principal conclusión que se extrae del Informe 2021 del sector de conservas y semiconservas de pescado y marisco en España publicado por Alimarket, en el que se ofrecen datos pormenorizados de la evolución de la demanda interna por categorías, progresión de las marcas y de la MDD en el lineal, así como las principales actuaciones desarrolladas por el sector, tanto en materia de innovación como de inversiones carácter industrial, en busca de una mayor competitividad y eficiencia, y en cuestiones vinculadas a la sostenibilidad, una de las vitales preocupaciones de los conserveros.

En términos generales, el curso terminó con un crecimiento del sector conservero del 2% en términos de volumen ( 359.081 t) y del 4,8% en valor, superando de esta forma los 1.754 M€ de facturación, con un importante avance tanto en España como en el exterior.

Despierta el consumo interno

De ambos hechos, el más representativo de la excepcionalidad que supuso el ejercicio 2020 para la industria conservera fue el repunte del consumo experimentado dentro de nuestras fronteras, tras varios años en punto muerto. Sin embargo, el confinamiento, las diversas restricciones a la movilidad así como ciertos cambios en los modos de consumo de la población (con el despegue del momento aperitivo, por ejemplo), reforzaron el protagonismo de las conservas en la cesta de la compra, especialmente de gamas como el atún y algunos moluscos como los mejillones o los berberechos, lo que se tradujo en un crecimiento en libreservicio del 5% en volumen y del 6,8% en valor, superando de esta forma los 1.748 M€ de ingresos en este canal, según datos de la consultora IRI. A este avance se suma además el despegue de las ventas online, circunstancias ambas que permitieron compensar el impacto del cierre de la hostelería, tanto en las ventas totales de la industria como en las cuentas de resultados de algunas compañías del sector, obligadas a diversificar su actividad y buscar nuevos canales a contrarreloj para salvar la pérdida de esta parte de su negocio.

Esto trajo consigo también un importante aumento de la variedad disponible en los lineales, que empujó el crecimiento de las marcas frente a la MDD, aunque, bien es cierto, que la marca blanca sigue protagonizando el lineal conservero, con una cuota de casi el 76% en volumen, tras haber progresado un 5% en el último ejercicio.

Incremento a doble dígito en exportación

Al crecimiento de las conservas en el ámbito doméstico, hay que sumar un nuevo avance en el exterior, donde España se consolida como una potencia productora en conservas de pescado y marisco. De hecho, tan solo entre enero y noviembre, las exportaciones de estas referencias crecieron un 15,7% en volumen y cerca del 14% en valor, superando de esta forma los 1.000 M€ de ingresos por esta vía.

Detrás de este aumento se encuentra principalmente la capacidad de la industria española para responder a la demanda procedente de Europa, acostumbrada a comprar buena parte de sus conservas (especialmente, túnidos) a los países asiáticos, cerrados durante el primer semestre a causa de la pandemia. Esto abrió la puerta de nuevos establecimientos y países a muchas conserveras, que han aprovechado la coyuntura para lograr hacerse un hueco en nuevos mercados e impulsar su internacionalización, sobre lo que ya están trabajando en este 2021.

Objetivo: consolidar a la nueva hornada de consumidores

De hecho, para este 2021, buena parte de la industria confía en poder aprovechar buena parte de los avances logrados en plena pandemia, especialmente, en cuanto a su imagen y presencia, tanto en España como en el exterior, de ahí que lejos de trabajar al ralentí por la incertidumbre que todavía nos sobrevuela, el sector se está volcando en la innovación como vía para seguir creciendo y terminar de atraer a toda una nueva generación de consumidores que han llegado al sector en el último ejercicio y que demandan, principalmente, valor añadido.

Por ello, se ha acelerado el lanzamiento de nuevas propuestas, que ahondan en las principales tendencias de consumo del mercado alimentario, esto es, salud, placer y conveniencia. Dentro del primer grupo destacan aquella de tipo ecológico o certificadas, resultado de la preocupación del sector por la sostenibilidad de su actividad. Dentro del segundo se encuentran todas las referencias de orígenes seleccionados o con recetas especiales, que ponen el acento en su carácter natural y singular. Sin embargo, de entre todas, destacan dos innovaciones vinculadas básicamente a la forma de comprar y consumir el atún, principalmente. Uno es el atún en formato pouch, un producto ya consolidado en el canal profesional y que pretende hacerse un hueco también en el retail. Y, el segundo, es el ‘Vuelca Fácil’ de Calvo, en el que el envase cambia para facilitar la extracción del producto, mejorando, por tanto, la experiencia de consumo de éste.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters