Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Claves por las que el sector del Embalaje Flexible sigue en todo lo alto

Claves por las que el sector del Embalaje Flexible sigue en todo lo alto

El sector de flexible ha dejado muy atrás los tiempos en que experimentaba crecimientos exiguos. No hay ni un estudio a nivel internacional que no ponga este campo como uno de los que más margen y posibilidades de crecimiento experimentará tanto a corto como medio plazo. El camino que ha recorrido hasta ahora, y que le ha llevado a superar los 1.600 M€ de facturación anual según el último Informe elaborado por Alimarket Envase, se ha basado en una mejora constante de las calidades y de los procesos productivos. Aunque el coronavirus ha introducido ligeras variaciones en el escenario actual, existen una serie de claves en su funcionamiento que se mantienen estables desde hace unos años y que incluso se han reforzado en la actualidad:

El futuro es "mono"

Está claro que la sostenibilidad será el eje que vertebrará los cambios que vengan en el sector del packaging, algo que afecta muy especialmente al sector del plástico, el que arranca más rezagado en la carrera por ser reconocido por la opinión pública como el material con menor impacto ambiental. Aunque el flexible no es el material más preocupado por su futuro (en comparación con otros que usan polímeros como base de su trabajo) es evidente que hay que avanzar para hacer que los catálogos sean más sostenibles. Por el momento el empleo de monomateriales promete ser la gran revolución del sector, aunque los pasos por el momento son lentos. De desarrollarse en los términos esperados sería una auténtica revolución en cuestiones de reciclado. Gran parte de las ventajas del flexible se centraban en la capacidad de conservación que ofrece para productos que necesitan fechas de caducidad largas, hasta el punto de que clientes con un producto tan complejo como las conservas habían hecho sus pinitos con este tipo de envase. Ahora se trata de crear multicapas empleando un único material para facilitar el reciclado del producto ofreciendo al mismo tiempo grandes niveles de conservación, especialmente en temperatura ambiente. Un tarea titánica sobre todo por los tiempos en que se quiere presentar al mercado.

Avances muy rápidos en reciclado

La urgencia para que el plástico cambie es cada vez mayor, sobre todo tras verse movimientos llamados a aplicar una fiscalidad agresiva sobre todo lo que no sea reciclable (ahí entra la comentada obsesión por el monomaterial), biodegradable o emplee material reciclado. En este último aspecto, el sector lleva trabajando mucho tiempo con la intención de incorporar primero material posindustrial y, poco a poco, posconsumo. Existen diversos problemas técnicos que superar para que el reciclado sea la norma en este mundo. Los residuos que llegan a las plantas de procesamiento requieren de tratamientos específicos para, por ejemplo, eliminar tintas o para aceptar nuevas impresiones. Pero en comparación con otros campos del packaging las posibilidades son inmensas. A diferencia de otros mercados como el PET, encontrar materiales con las calidades requeridas no es tan complejo, en especial porque el grado alimentario no es una obligación absoluta. En un sector en el que los multicapas (de uno o varios materiales) son la norma, el reciclado puede reservarse para los niveles intermedios, que no van a ir en contacto con productos sensibles, o bien emplearse en campos con menos barreras legales (como los productos de limpieza). Aún así, a medio plazo se deberá avanzar aún más en esta línea ya que está claro que la exigencia del consumidor va en línea con un plástico que cada vez se parezca menos al plástico tradicional.

Reparto del mercado de embalaje flexible en España en 2019

Cuadro completo en el informe elaborado por Alimarket Envase

Reparto del mercado de embalaje flexible en España en 2019

Unirse al enemigo

De nuevo con la sostenibilidad como argumento, en estos últimos años hemos asistido a un cambio en las preferencias del consumidor que beneficia claramente a un material: el papel y sus derivados. El sector del flexible llevaba mucho tiempo trabajando con fórmulas para que el plástico se acercase al papel, fundamentalmente mediante técnicas de impresión. El paso dado ahora busca que el papel forme parte del embalaje flexible y se han producido varios ejemplos al respecto. Una complicación técnica añadida que demuestra la capacidad de anticipación del sector y lo atento que está a la evolución de las demandas del consumidor. Como se ha mencionado, el gran objetivo ahora de la industria del plástico es que su producto recuerde cada vez menos al plástico tradicional.

Prevenidos para fabricar más

Hace una década se produjo un fuerte desembarco de nuevos actores en el mercado del flexible, procedentes casi todos de campos de menor valor añadido o donde la amenaza procedente de mercados emergentes, especialmente los asiáticos, avanzaba una fuerte reducción de los márgenes. La explosión de nuevos actores hacía presagiar un futuro en el que inevitablemente se produjera una contracción, pero ese momento aún no ha llegado. Año tras año el sector no dejan de sorprender nuevas inversiones productivas de distinto perfil. En este último bienio, los desembolsos han tenido que ver fundamentalmente con la sostenibilidad, pero también con la capacidad productiva. Empresas que han afrontado hace relativamente poco tiempo proyectos de ampliación de capacidad han vuelto a repetir después de observar como la demanda cumplía las expectativas. No parece haber limite para los niveles productivos, y eso a pesar de que cada año se suman nuevas empresas a este mercado apretando aún más la competencia.

Principales fabricantes de embalaje flexible en España según su cifra de facturación

Cuadro completo en el informe elaborado por Alimarket Envase

Principales fabricantes de embalaje flexible en España según su cifra de facturación

El mercado sanitario, nuevo objetivo

Aunque la alimentación es en general el gran sector de la industria del flexible, existen campos de una importancia crucial, en especial el horeca, que han abocado a afrontar serias dificultades en este 2020. Sin embargo han surgido nuevas oportunidades en segmentos donde el flexible no tenía tantas opciones. El principal es el sector sanitario, donde la necesidad de garantizar la asepsia del contenido ha convertido al flexible en una opción ideal en múltiples campos, desde el envasado de pruebas médicas hasta mascarillas o productos de higiene. Asimismo, la experiencia acumulada en el mundo del plástico ha permitido a muchas empresas capear el temporal y arrimar el hombro fabricando equipos de protección individual (EPI ) y soluciones de protección de todo tipo. A la vista de que aunque se pueda parar el virus con un nivel de vacunación adecuado el mundo parece haber cambiado de manera definitiva y habrá que incorporar nuevos hábitos a nuestra vida, está claro que el futuro del sector pasa por prestar los amplios conocimientos que ha acumulado en proteger productos a este tipo de mercados.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters