Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Amazon pone en marcha su supermercado en España

Su actividad como distribuidora de alimentación ha comenzado con 10.000 referencias de no perecedera y limpieza del hogar y elude, de momento, los frescos

Amazon pone en marcha su supermercado en España

Amazon ya es también supermercado. El pasado 29 de septiembre, la especialista en comercio electrónico presentó su tienda de alimentación y limpieza del hogar con una oferta de 10.000 referencias que, según explican fuentes de la compañía, va creciendo semanalmente. Este catálogo se centra en primeras marcas de productos no perecederos y cuidado de la casa como ‘Kraft’, ‘Coca-Cola’, ‘ColaCao’, ‘Nestlé’, ‘Fairy’, ‘Norit’ o ‘Calgonit’. Sin embargo, también se incluyen referencias de la MDD ‘Gourmet’, de Miquel Alimentaciò. Se da la circunstancia de que esta distribuidora era accionista al 30% del también supermercado online Ulabox, si bien este paquete no ha formado parte de la operación de compra del grupo por parte de tres empresas chinas lideradas por Bright Food, por lo que su titularidad ha quedado en manos de la propia familia Miquel. Por otra parte, Amazon solicitaba hace pocos meses ante la OAMI (Oficina de Armonización del Mercado Interior, OHIM por sus siglas en inglés) el registro de su marca propia ‘Elements’ para artículos como pañales, maquinillas de afeitar, artículos de limpieza doméstica y, por primera vez, productos de alimentación perecedera, como leche, zumo, chocolate o galletas. Desde ese momento, y sobre todo tras la entrada en gran consumo el pasado julio con la puesta en marcha de la tienda de belleza y cuidado personal, la llegada de Amazon a la distribución alimentaria de España se preveía inminente. Sin embargo, aún no está definida la incorporación de los frescos, única asignatura pendiente para funcionar como un supermercado al uso, a través de Amazon Fresh. La complejidad logística que requieren estos productos hace que este servicio se expanda a un ritmo muy lento. Las primeras pruebas se realizaron en Seattle en 2007 y desde entonces solo se han incorporado otras ocho ciudades del estado de California y algunos barrios de Nueva York. Rumores frescos En Europa, los rumores son constantes, especialmente en Alemania y Reino Unido, precisamente los dos primeros mercados del continente en los que, en 2010 y casi simultáneamente, Amazon abrió la tienda de alimentación. Cinco años después y con pocas semanas de diferencia, la compañía ha lanzado los supermercados de Italia, Francia y España, ya que es habitual que lance una misma tienda en varios países en fechas cercanas. No sería extraño entonces que Amazon Fresh empezase en Alemania y Reino Unido, y, en una segunda fase, llegue a los otros tres países. Las islas británicas tienen muchas papeletas de ser el primer destino ya que recientemente ha incluido en su catálogo congelados y algunos lácteos frescos y, además, la distribución alimentaria online tiene una mayor penetración y cuenta con un potente competidor, Ocado. En este caso, ampliar la oferta de productos sería pura cuestión de competencia. Amazon, que no habla de proyectos a futuro, guarda silencio, aunque nadie duda de que más pronto que tarde Fresh llegará a Europa. Marketplace Mientras tanto, la oferta de frescos que ofrece la web se limita a los productos de elaboradores y distribuidores locales que hacen uso del marketplace. Hay dos modalidades a las que pueden acogerse. Por un lado, ofertar sus productos en Amazon y vender al cliente bajo pedido y asumiendo la logística -con una comisión del 15% para la plataforma-; y, en segundo lugar, que Amazon gestione el stock en sus almacenes de San Fernando de Henares y asuma la logística, además del servicio de atención al cliente. En este caso, el coste depende de factores como el volumen de mercancía que se ha de gestionar en el almacén o el tiempo que permanezca en éste, entre otros. “El que pretenda juzgar a Amazon por lo que es el día de su lanzamiento en España, se equivocará. Hoy, si entras en su página y vas a la sección supermercado, te encontrarás un catálogo corto, una navegación sumamente mejorable, una categorización y taxonomía de productos a la que le falta mucho para ser cómoda, y una experiencia de usuario que aún no rivaliza con páginas que llevan años haciendo bien lo que hacen”, explica Enrique Dans, experto en mercado digital. Según él, “la clave está en su evolución, y eso es algo que Amazon hace mejor que nadie, porque ha sabido poner la analítica y la mejora constante como base de todos sus procesos”. Entre las ventajas que aporta la multinacional de Seattle destaca la gratuidad de los gastos de envío para los clientes premium (tarifa de 19,95 € al año por las entregas en 24 horas) que, según fuentes de la compañía, se han duplicado en España durante el último año. También, la posibilidad de hacer el pedido antes de las 14:45 horas y tenerlo en casa esa misma tarde, si bien esto solo se puede realizar en la Comunidad de Madrid. Para aquellos que no disponen de la tarifa premium, los gastos de envío parten desde los 2,99 € en función de la franja horaria escogida para la entrega y, en algunos casos, el importe mínimo exigible es de 19,95 € de compra -sin gastos de envío- para poder hacer un pedido. El mercado en cifras El e-commerce representa el 1,5% del PIB español. Según el informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), facturó 15.891 M€ en España durante 2014 (+24,8%). Sin embargo, el gran consumo todavía se tiene que conformar con pequeñas porciones de la tarta. Un 4,3% (683 M€) corresponde a productos alimentarios y un 2,8% (445 M€), a electrodomésticos y artículos de bazar. Si la compra global de productos alimentarios alcanzó un valor de 66.443 M€ en 2014, según el Magrama, estaríamos hablando de poco más de un 1% correspondiente al comercio electrónico de alimentación, del cual el 80% lo generaron los operadores tradicionales a través de sus propias páginas web. Este sería el punto de partida sobre el que labrar futuros desarrollos. Lo que es previsible es que la llegada de Amazon animará las ventas del canal online, y la mayoría de los actores que operan en el mismo aseguran que “la competencia es buena” para todos. La interpretación sería que si un gigante como Amazon apuesta por la venta de alimentación online es que hay negocio. Pero lo realmente destacable es que este es el principio de un viaje que ha comenzado con este primer paso. Si la venta online de alimentación aún tiene muy poca cuota de mercado es porque es difícil obtener márgenes interesantes en un mercado tan maduro y tan orientado a precio. Y porque existe aún una importante brecha digital entre la gente mayor de 50-60 años y los nativos digitales, que en su mayoría no cuentan con hogares propios. Por ello, la apuesta por el e-commerce es a medio e incluso a largo plazo. Se acelerará según los operadores vayan lanzando determinadas propuestas de valor, pero existe tanto un recorrido natural por parte de los operadores como una evolución contextual de los consumidores que necesitará aún unos años para, primero, fraguarse y, posteriormente, consolidarse. Competidores en España Amazon entra en el mercado online a competir con otros operadores tradicionales que ya operan en internet, principalmente, Mercadona, Carrefour y Eroski. DIA, de momento, solo está disponible en Madrid y Valencia, pero el e-commerce es claramente parte de su estrategia a medio plazo. El director de estrategia digital del grupo, Juan Pedro Agustín, ha afirmado que aunque “la entrada de nuevos operadores es buena, la llegada de Amazon a alimentación perecedera no va a cambiar nuestros planes; aún no cuenta con frescos y le queda mucho recorrido. Nosotros nos estamos preparando para competir con ellos y con otros operadores digitales”. Mercadona, líder de la distribución española, también es la número uno en online en términos de facturación. En 2014, la compra en este canal representó el 1% de sus ventas. Fuentes de la empresa han confirmado a Alimarket que “por supuesto, a medio plazo pretendemos mejorar esa cifra. De hecho, para ello nos estamos preparando con un Plan de Transformación Digital 2012-2018” y añaden que “la competencia es buena y de todos los competidores se puede aprender”. Dentro de esa competencia se encuentran los ‘pure players’, que desarrollan su actividad exclusivamente en online. Entre ellos destacan Ulabox, Tudespensa.es y otras aplicaciones o start ups como Comprea, Delyberry o Delsuper que, al igual que Instacart en Estados Unidos, intentan servir la compra en una hora desde que se realiza el pedido. Para Marta Esteve, CEO del comparador de supermercados online Soysuper.es, “el usuario tiene en su mano cada vez más y mejores propuestas y eso ayudará a que más gente pruebe los beneficios en tiempo y esfuerzo de la compra del súper online”. La llegada de Amazon a la distribución alimentaria de España implica que el mercado online se hace mayor y que se ensanchan los límites que impiden darle solvencia. Por ejemplo, la entrada de un jugador de esta relevancia sirve para dar un empujón promocional y de confianza en el uso de la compra eclectrónica de alimentos. Así lo reconocen fuentes del sector, sobre todo ‘pure players’ como Ulabox y Tudespensa.com, que cada año duplican su cifra de ventas, aunque estas sean todavía muy bajas. Ambos, además, reconocen la importancia que tienen en sus catálogos la oferta de frescos y productos a temperatura controlada para captar al consumidor. En cuanto a cómo afecta su llegada a los operadores tradicionales, Dans afirma que “como competidor, es obviamente temible. Amazon hace las cosas muy bien, no deja de aprender de sus acciones en ningún momento, es la reina absoluta del diseño científico basado en datos y del A/B testing constante, y evoluciona su oferta mejor que ninguna otra empresa en el mundo. La potencia del sistema de recomendaciones de la compañía, base fundamental de su éxito, es crucial de cara a triunfar en distribución”. Los mayores grandes almacenes online Solo una semana antes de la presentación del supermercado, Amazon había lanzado en nuestro país la tienda ‘Industrias, Empresas y Ciencia’ parasuministros profesionales industriales y laboratorios científicos. En lo que va de año, la filial española ya había iniciado operaciones con tiendas de belleza, salud y cuidado personal, y jardín. Así los grandes almacenes digitales -disponibles en España desde 2011- ya tienen, además de los mencionados, departamentos de música, libros y productos de cultura y ocio; electrónica; informática y oficina; videojuegos; juguetes y bebé; hogar y bricolaje; ropa, calzado y joyería; deportes y aire libre, y coches y motos. Amazon, que inició actividad a mediados de los años noventa como una libreria electrónica, es la mayor compañía de venta online. En 1997, la compañía dio el salto al Nasdaq a 18 $ la acción, mientras que actualmente supera los 530 $, y siguió creciendo, hasta extenderse a Australia, Brasil, México, Canadá, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Países Bajos, India, China y Japón, además de España. ...

Tabla de contenidos de este informe

Índice del informe

  • Inicio
  • Rumores frescos
  • Marketplace
  • El mercado en cifras
  • Competidores en España
  • Los mayores grandes almacenes online

Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters