Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Lidl dejará de vender bolsas de plástico este año

Lidl dejará de vender bolsas de plástico este año

La cadena de supermercados Lidl ha anunciado que dejará de vender bolsas de plástico en todas sus tiendas en España. La medida se inicia hoy en las 23 tiendas que el grupo tiene en Baleares, llegará a Madrid y Barcelona, antes del verano, y al resto del territorio, hasta cubrir sus más de 550 establecimientos a lo largo del año, según ha explicado el consejero delegado de Lidl en España, Claus Grande. A partir de 2019, los clientes de la cadena alemana de descuento solo podrán comprar bolsas de rafia, realizadas en plástico reciclado e introducidas en 2010 y ahora a la venta a un precio unitario de 50 céntimos -tras bajarlo recientemente un 15%- y de papel, introducidas a principios de este año, en dos tamaños. Claus Grande, que ocupa el cargo desde septiembre pasado, ha calificado la medida como un "hito" para la compañía en materia de sostenibilidad, y se suma a otras decicisiones como la retirada de la venta de huevos de gallinas enjauladas adoptada en enero pasado.

La retirada de las bolsas supondrá anualmente dejar de vender 100 M de unidades y disminuir los ingresos en 1,5 M€. El consejero delegado de Lidl ha explicado que la razón para eliminar las bolsas de plástico de sus tiendas radica en lo mucho que contaminan. Así, ha asegurado que "en España se comercializan más de 7.000 M de bolsas al año y solo reciclamos el 10%. Cada bolsa tiene un uso medio de doce minutos, pero tarda entre 100 y 500 años en descomponerse. Son datos preocupantes, por no decir perversos y en Lidl queremos pasar de las palabras a los hechos". Antes de adoptar la medida, el grupo ha realizado un test, que ha supuesto la reducción en un 30% de los ingresos por venta de bolsas y que ha logrado la aceptación del 90% de los clientes, en las tiendas en las que se ha realizado.

Con esta decisión, Lidl se adelanta al Real Decreto que establece que, a partir del 1 de enero de 2020, no se podrán entregar a los consumidores bolsas de plástico ligeras y muy ligeras, excepto si son de plástico compostable y con un espesor de 50 micras. Estas últimas, además, deberán contener un porcentaje mínimo de plástico reciclado del 30% desde esa fecha. El primer ejecutivo de la cadena ha explicado que trabajan en otras medidas alternativas para retirar también las bolsas de las secciones, por ejemplo, en las de futas y verduras. Su compromiso pasa por reducir al menos un 20% el uso del plástico hasta 2025 y que todos los envases de plástico de sus productos de marca propia sean 100% reciclables antes de esa fecha. De este modo, la compañía se adelantará también, en este caso en unos cinco años, al objetivo de la Unión Europea que trabaja en una normativa para 2030.

La iniciativa de eliminar las bolsas de la alemana ha encontrado otros seguidores, como la líder sectorial Mercadona que está testando, desde el pasado 7 de mayo y hasta el próximo 30 de junio, la venta de bolsas de papel y cajas de cartón en once supermercados repartidos entre Valencia, Islas Baleares, Barcelona y Bizkaia.



Compartir por e-mail

Suscríbete a nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters