Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Covirán crece un 2,5% y sitúa sus ventas brutas bajo enseña en 1.238 M

Covirán crece un 2,5% y sitúa sus ventas brutas bajo enseña en 1.238 M

La cooperativa granadina Covirán finalizó el ejercicio 2018 con unas ventas brutas bajo enseña de 1.372 M€, lo que supone un incremento del 2,5% respecto al periodo anterior. De este volumen, 1.238 M correspondieron a su actividad en España, mientras 134 M procedieron de su tejido comercial en Portugal. El beneficio neto se mantuvo en niveles similares a los de 2017, al alcanzar los 0,95 M, mientras que el EBITDA se incrementó un 2,4%, hasta los 8,06 M.

Tal y como anuncia la propia Covirán, la cooperativa concluyó el año con 2.467 socios, repartidos entre los 2.244 de España y los 223 de Portugal. Además, contaba con un total de 3.034 establecimientos adheridos, de los que 2.751 están localizados en España y otros 283 en Portugal, red que le mantuvo en el segundo puesto nacional por número de establecimientos y en el tercero en el país vecino. Según señala Rafael Cortés, director general de Covirán, "este balance reafirma la solvencia y la estabilidad de una empresa como la nuestra, una cooperativa líder en la Península que ha sabido conjugar el crecimiento económico con el progreso social y la mejora de cada territorio donde estamos presentes". Covirán está presente en el 26,7% de los municipios con menos de 2.000 habitantes, en los que se convierte, resalta Cortés "en la única solución de distribución alimentaria en estos municipios. Hay 381 localidades en los que 'Covirán' es la única enseña".

En cuota de mercado bajo enseña la cooperativa alcanza el 2,8% en España -mismo porcentaje que en 2017- y 0,9% en Portugal, si bien puntualiza que, si solo se tienen en cuenta los establecimientos de menos de 1.000 m², en los que el grupo tiene el grueso de su actividad, la cuota llegaría al 6,4% en España y al 2,5% en Portugal.

La marca propia también experimentó una trayectoria positiva el pasado año, con un aumento de las unidades vendidas del 1,8% en España y del 1% en Portugal. En el conjunto de los ingresos, la MDD supuso un 28% en nuestro país y un 20% en el mercado luso. Por su parte, los frescos tuvieron una participación del 18% y del 12% en España y Portugal, respectivamente. En este punto, Rafael Cortés señala que en España la marca de distribuidor es la más alta de los países del entorno (42,6%), por lo que, en Covirán, "la marca propia aún tiene mucho recorrido". Sin embargo, puntualiza, no es objetivo elevarla hasta la cuota nacional, ya que la cooperativa "deja bastante espacio a las marcas de fabricante que aportan innovación".

Respecto a las inversiones, Covirán y sus asociados desembolsaron 26,3 M, un 3% por encima de 2017. De este montante, la cooperativa aportó 13,25 M, destinados a la mejora y modernización de las plataformas logísticas, la mejora de la productividad y eficiencia operativa y el desarrollo tecnológico. En este montante se incluyen la apertura del centro logístico destinado a producto fresco de Sabadell (Barcelona) y la inauguración de la sede de la Escuela de Comercio en Sintra, Portugal. En cuanto a plantilla, dispone de 15.653 trabajadores, 13.758 en España y 1.895 en Portugal, tras experimentar un aumento del empleo de 0,5% en 2018.

Etapa de transición

En la actualidad, Covirán se encuentra en los inicios de un nuevo ciclo, tras la salida, el pasado mes de febrero, de su anterior presidente y consejero delegado, Luis Osuna. A este respecto, su actual presidente, Antonio Robles, señala que "va a ser una época de transición para analizar el camino andado y la estrategia futura". Una vez se determinen los proyectos de futuro, Robles asegura que "daré un paso a un lado para que otro asuma la presidencia y compartir los muchos éxitos que nos quedan por disfrutar. Los buenos resultados cosechados son fruto del trabajo de nuestros socios y trabajadores, que han logrado situar a Covirán donde está hoy en día". En este sentido, resalta que, en el futuro, "las miras están puestas en nuestros socios, que es el mayor capital que tiene la cooperativa. Perseguimos una mayor orientación al punto de venta para lograr la mayor rentabilidad de los supermercados que integran el grupo". Como consecuencia, Covirán seguirá poniendo en valor el modelo de negocio cooperativo, ya que, tal y como manifiesta Robles, "la riqueza generada se reparte y revierte en el territorio. Somos una empresa con causa y siempre nos vamos a enfocar en el cooperativismo, porque es lo que nos da valor".

De cara al 2019, la cooperativa prevé destinar una inversión de al menos 10 M, inaugurar entre 125 y 150 tiendas e incrementar un 4% sus ventas (un 2,5% en España). Entre las principales zonas de expansión, contempla Cataluña, Madrid y Levante como principales grandes mercados con oportunidades de crecimiento. No obstante, Antonio Robles manifiesta que el objetivo es "afianzar al máximo los establecimientos de proximidad" y hacerse "muy fuertes en todo el territorio español", ofreciendo a sus asociados "condiciones de compra, servicios, etc. con mejores condiciones y en total libertad". En este sentido, la cooperativa no descarta incorporar en un futuro algunas de las tiendas franquiciadas de DIA, una vez finalicen sus contratos.

Sobre el proyecto de entrada en Marruecos, previsto para este año y que llegó a poner en marcha la sociedad Covirán Maroc, Rafael Cortés ha explicado que "aún no se dan las condiciones para iniciar la venta allí, lo que no quiere decir que se descarte" y ha añadido que estarán "atentos a las oportunidades que allí se presenten".

Finalmente, el desembarco en el canal online es otro de los planes futuros de Covirán, aunque la cooperativa no tiene prisa por llegar a él. Tal y como señalan sus responsables, a día de hoy la venta digital de alimentación sólo supone el 1,6% del total de las ventas en el sector y, por el momento, no ofrece la rentabilidad necesaria para embarcarse en esta tarea. No obstante, Cortés señala que "la venta online es una realidad y no se puede mirar para otro lado", si bien se necesita una estructura logística determinada capaz de atender la demanda. Por el momento, la cooperativa trabaja en su transformación digital, que incluye una plataforma de venta en la red que actualmente opera como laboratorio para las compras realizadas por sus propios empleados. Antonio Robles señala, además, que la puesta en marcha de un supermercado online "supone un coste económico importante" y, para la cooperativa "el dinero de sus socios es sagrado y no podemos permitirnos jugar con él y perder".



Compartir por e-mail

Suscríbete a nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters