Este sitio hace uso de cookies propias y de terceros para analizar ciertos hábitos durante su navegación y ofrecerle publicidad adaptada a sus intereses. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Aceptar
Abrir menú

Deza Calidad introduce papel reciclado en sus secciones de frescos

Deza Calidad introduce papel reciclado en sus secciones de frescos

La distribuidora cordobesa Deza Calidad avanza en su plan de reducción de plásticos en su tejido comercial y tras sustituir el plástico en la sección de frutas y verduras por bolsas compostables y en las cajas de salida por bolsas de plástico reciclado en un 80%, realizadas con materiales de origen vegetal, biodegradables y que no contienen subproductos del petróleo, y bolsas de papel, ha cambiado el material utilizado en sus secciones de frescos. Así, ha introducido papel de envolver laminado, hecho con papel 100% reciclado. La diferencia respecto al papel parafinado utilizado anteriormente es que el nuevo es reciclable, ya que puede dividirse, separando por un lado el papel y por el otro el plástico, para depositar cada material en el contenedor de reciclaje que le corresponda. Para Antonio Deza, gerente de la compañía, "tras estudiar varias opciones vimos que la más viable era poner un papel laminado, pues aguanta el peso del producto y consigue la impermeabilidad. Además permite separar los materiales y tirar cada cosa a su contenedor, y que el papel sea 100% reciclado".

Con esta medida, la distribuidora asegura que ha logrado el objetivo marcado por la normativa para 2021, ejercicio en el que que prohibirá las bolsas de plástico de sección y se exigirá que las bolsas de salida de los supermercados contengan como mínimo un 50% de plástico reciclado. Asimismo, indica que trabaja en nuevas inicitavias para el próximo ejercicio, dirigidos a proteger el medio ambiente.

Carrera contra el plástico

La protección del medio ambiente es uno de los principales objetivos de las distribuidoras en nuestro país, que están introduciendo novedades en sus supermercados para lograr reducir el consumo de plástico. Así, la cadena gallega Gadisa y la cántabra Supermercados Lupa han empezado a ofrecer bolsas de malla en sus secciones de fruta y verdura, sección en la que Lidl también las incluye en sus tiendas de Baleares. En el resto de su red, la alemana ha sustituido las bolsas de plástico por otras biocompostables y reciclables. Carrefour también está realizando iniciativas en este sentido, con la introducción de mallas en la sección de frutas y verduras, la sustitución de envases de aceitunas y encurtidos por otros de vidrio o la venta del plátano de Canarias con una cinta agrupadora en vez de bolsas de plástico, además de permitir a sus clientes llevar sus propios envases. En la sección de pescadería, el grupo pontevedrés Froiz ha comenzado a utilizar sobres de papel, mientras en las de carnicería y charcutería, papel antigraso y, en la línea de cajas, bolsas de papel con certificado FSC. En un paso más allá, la cooperativa valenciana Consum eliminará progresivamente los vasos, platos, cubiertos y pajitas de plástico monouso, para reemplazarlos por otros compostables, biodegradables y/o reutilizables.



Compartir por e-mail

Recibe nuestras Newsletters

¿Ya estás registrado? Gestionar sin cuenta Alimarket

Marca los sectores que te interesan y recibirás una newsletter diaria con los titulares de las principales noticias

<

Gestiona tus preferencias a nuestras Newsletters

Recibirás un mail de acceso para gestionar tus preferencias de newsletters